APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Agro

La columna forestal del INTA Concordia - 21 de Noviembre de 2020 - Nota vista 1146 veces

La certificación forestal: Trabajar como se debe

Por Ings. Ftales. Laura Vergara y Martín Sánchez Acosta (INTA Colón y Concordia)

La certificación forestal es un proceso voluntario al que se somete una empresa o grupo de empresas para garantizar que se cumplen ciertos criterios de sostenibilidad en bosques sean nativos o implantados (forestaciones), lo que da lugar a la denominación de “manejo forestal sustentable”.

El contar con un material certificado le da una garantía al consumidor sobre la trazabilidad de la madera asegurando que no solo se trata de un manejo sustentable, sino que se han respetado todas las buenas prácticas y se ha cumplido con todos los compromisos gerenciales en un marco de formalidad tanto hacia los empleados, como hacia el estado.

LOS SISTEMAS INTERNACIONALES

Los sistemas de certificación más comunes y extendidos en el mundo son FSC (Forest Stewardship Council) y PEFC o Panaeuropeo (Programme for the Endorsement of Forest Certification) los cuales han servido en gran parte para frenar la deforestación del planeta, como también a sus productores a acceder a nuevos mercados, ya que muchas empresas y países sólo admiten productos con ese sello, que garantizan a sus consumidores que están comprando productos de bosques gestionados de manera responsable. A nivel internacional se le suma el comercio de madera legal responsable, que pretende acabar con el comercio ilegal de la misma.

Estos sistemas están integrados por personas o entes en forma voluntaria, y sin fines de lucro, los que van dictaminando y actualizando los indicadores a tener en cuenta, los cuales se van a justando con el tiempo y la evolución del conocimiento y la tecnología, son quienes por ejemplo van indicando que productos se pueden aplicar, la forma de plantar, el respeto por los cursos de agua, las áreas de reserva a preservar, entre otras. Estos sistemas cuentan con empresas certificadoras, privadas, que son las que se encargan de auditar a las empresas forestales certificadas , lo cual se actualiza realiza periódicamente, o sea que la obtención no es “para siempre”, y se recurre a consultas públicas para quienes tengan algo que objetar sobre la empresa. Con el fin de contar con integrantes locales, estos sistemas tienen sus representaciones en Argentina, siendo que FSC tiene la denominada Iniciativa FSC, y el PEFC tiene homologado el Sistema Argentino de Certificación Forestal denominado CERFOAR.

TRABAJAR COMO SI ESTUVIESE CERTIFICADO

Aunque una empresa no esté certificada, es deseable que siga las pautas que fijan estos sistemas, como son las buenas prácticas, respeto del personal, mercado legal, y cumplimiento de compromisos fiscales, entre otros, o sea en resumen, “trabajar como se debe” por lo que la recomendación es “trabajar como si se estuviese certificado”. La madera, y productos forestales, son prácticamente un caso único ya que no hay productos provenientes del ámbito rural que tengan un aval de tal magnitud, donde se incluye lo ambiental, legal en toda su trazabilidad. Existen sí normas ISO relacionados a casos parciales de la producción, o trazabilidades que marcan su origen, pero no algo combinado contemplando toda la cadena productiva, que cuando se llega hasta los productos procesados se denomina “cadena de custodia”, existe la posibilidad de solo certificar la primer etapa de producción de la madera en monte , la cual puede ser adquirida por empresas que la reprocesen , siendo que si ellas también están certificadas pueden lograr la denominada cadena de custodia. Po sólo dar un ejemplo, no existe en la construcción ninguna otra materia prima, como la madera, que pueda brindar una garantía de este tipo.

Como en un proceso que requiere de gestión usualmente certifican empresas de cierta envergadura aunque existe la tendencia de dar la posibilidad empresas más pequeñas a unirse y lograr lo que se denomina “certificación grupal”

NUEVA CERTIFICACIÓN EN ENTRE RÍOS

Actualmente en la provincia de Entre Ríos el Grupo Iberpapel Argentina se ha ajustado a los requisitos establecidos en las normas de CERFOAR, cumpliendo con el correcto manejo de sus plantaciones y suelos, produciendo maderas las cuales provienen de especies de Eucalyptus globulus, Eucalyptus grandis, Eucalyptus dunnii e híbridos. Conservando áreas naturales que merecen ser protegidas por la riqueza de su flora y la fauna nativa, con una superficie de aproximadamente 1000 hectáreas.

Por otra parte, se exige el considerar el bienestar de los trabajadores directos e indirectos, con énfasis en la seguridad del trabajo, y en el ambiento social se llevan a cabo actuaciones visitas guiadas con escuelas, reuniones institucionales y consultas públicas.

Cabe consignar que ya existen otras empresas certificadas en la provincia con FSC, y actualmente hay en gestión un pequeño grupo gestionando la citada certificación grupal por el CERFOAR

Vergara.laura@inta.gob.ar www. inta.gob.ar/concordia

Contenido Relacionado