APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

3 de Octubre de 2020 - Nota vista 1949 veces

Cuida a tus bacterias y ellas cuidarán de ti

La microbiota intestinal, también conocida como flora intestinal, está formada por millones de microorganismos y bacterias que se encuentran en el intestino.

En este hay bacterias buenas y bacterias malas que viven peleando y compitiendo entre sí para ver quién gana y busca más espacio. Para que haya un equilibrio y el intestino funcione correctamente deben ser abundantes y diversos los microrganismos buenos.

Es acá donde “los hábitos alimentarios” juegan un rol importante para mantener este equilibrio; es decir una alimentación saludable y variada, rica en fibra, verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, ayudan a mantener a las bacterias buenas. Estas generan sustancias antiinflamatorias y anticancerígeno para mantener el intestino sano.

Cuando sucede todo lo contrario a lo mencionado, es decir que hay mayor presencia de microorganismos malos, a lo que llamamos disbiosis de la microbiota, se genera un proceso inflamatorio a nivel intestinal.

¿Qué genera disbiosis?

- Alimentos ultraprocesados

- Grasas saturadas en exceso.

- Exceso de proteínas animales y baja cantidad de proteínas vegetales.

- Medicamentos.

- Estrés.

Dentro de las enfermedades asociadas a la disbiosis intestinal se encuentran: enfermedad celíaca, osteoporosis, diabetes, obesidad, hígado graso, colon irritable, cáncer, además afecta al sistema inmunitario aumentando el riesgo de alergias, asmas, gripes, etc.

Cada persona tiene una microbiota diferentes, la cual se forma desde que el bebé está en la panza de la mamá dependiendo de su alimentación y luego puede modificarse según los hábitos que uno lleve.

 ¿Qué podemos hacer?

- Incorporar alimentos ricos en fibra.

- Polifenoles (encontramos en frutas, verduras, frutos secos, aceite de oliva).

- Alimentos fermentados.

- Estilo de vida orientado a la salud: descanso adecuado, manejo del stress, dieta alta en fibra, ejercicio físico, disminuir medicamentos.

Estos son algunos consejos que te brindamos desde la Asociación de Nutricionistas de Concordia, y recordamos que cualquier consulta realizarla a un profesional matriculado.

Lic. en Nutrición Reta de Urquiza, M. Magdalena MP 17779

Lic. en Nutrición Sarrasqueta, Gisele V. MP 18026

Contenido Relacionado