APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

Para completar la historia… - 11 de Enero de 2020 - Nota vista 768 veces

La fábrica San Carlos (2)

Muchos de nosotros asegurábamos que el libro de contabilidad nos contaba sobre las actividades económicas de Adrien Edouard Demachy. Sin embargo, es mucho más complejo, porque es el registro comercial de la Sociedad Robert de Coulon y Cía. ¿Quiénes eran los socios? ¿Qué objetivos tenían? Y Edouard Demachy?

En Argentina, los inicios comerciales de los franceses Robert Demachy y de François Seillière por un lado, y del suizo Robert de Coulon por otro, se remonta a la Sociedad “Robert de Coulon y Cía.”, registrado el contrato, en París el 11 de febrero de 1887, con vigencia desde el 1 de marzo de 1887 hasta el 28 de febrero de 1897.  

En Concordia, el “…contrato fue traducido por el Dr. Santiago Coldaroli…”, a pedido de Coulon, con el fin de inscribir la Sociedad de la Fábrica San Carlos ante el Registro Público de Comercio y llenar las formalidades legales que el Código de Comercio exige para poder acogerse a los beneficios de la Ley Comercial.

Por ello se supo que dicha sociedad “…tenía por objeto la explotación de productos de saladeros y su domicilio comercial era en París, Calle de La Victoria Nº 65, que la fábrica se construiría según presupuestos y planos posteriormente acordados, en un terreno de los integrantes de la sociedad sito en los suburbios de Concordia, el cual se lo alquilarían a la misma…” Al mismo tiempo, se especificó en una de sus cláusulas que el capital social estaría formado por 300000 francos entregados por los primeros socios, a medida que la sociedad lo necesite. Y 100000 francos por Coulon, que no se obliga a entregarlos sino con la ayuda de la retención de la mitad de los beneficios reservados de su gerencia. Por último, los gastos generales comprenderían los intereses del capital empleado, las cantidades adelantadas de cuenta corriente, los sueldos del gerente, los de los empleados, el salario de la gente de servicio del Establecimiento, los alquileres, seguros, patentes, contribuciones e impuestos de toda clase y generalmente todos los gastos hechos con los intereses de la sociedad.

En la primera hoja del libro queda explicitado sin lugar a dudas, el inicio de la Sociedad Robert de Coulon y Cía., certificado por Juez de 1ra. Instancia en lo Civil, Comercial y del Crimen y el Secretario, Raimundo Naveira y José Cata respectivamente, en Concordia el día 24 de julio de 1890.

Por ello, se suman actores y hechos históricos que hacen de nuestro lugar más interesante de conocer.

Los socios: aquí, el primero…

Robert de Coulon, el “vicecónsul”

El suizo Robert de Coulon que vivió en París hasta 1887, de profesión comerciante, llega a Concordia con unos 30 años de edad y soltero. Debería dedicarse exclusivamente a la atención de la sociedad y “no prestar su cooperación efectiva a ningún otro negocio”. Su sueldo, al igual que el de su colaborador sería de 3500 francos mensuales pagaderos por gastos generales.

Asimismo fue “…vicecónsul honorario de Suiza sede Concordia para la provincia de Entre Ríos desde diciembre de 1887 hasta 1896…”. Quizá los suizos en Concordia, a través de su asociación pudieran recuperar en el siglo XXI semejante representación para nuestra ciudad…

Según el libro de contabilidad, en setiembre de 1889 pagó una cuenta al Bazar Suizo. En diciembre de ese año, pagó a “…Louis Ulysse Jacard, cónsul suizo en Buenos Aires…”, en cuatro cuotas otra deuda.

Nos queda contar cuáles eran los otros gastos de Coulon hasta febrero de 1894, sus viajes, su tiempo de estadía en Concordia y sobre los demás socios, Robert Demachy y François Seillière….

El libro de contabilidad que registra las acciones comerciales de la Sociedad Robert de Coulon y Cía. presenta al vicecónsul Robert De Coulon, y a los banqueros Robert Demachy y François Seillière. Al primero de estos personajes históricos, lo conocimos como el gerente o el administrador. Al segundo, como el hermano, sin muchos datos más. Al último, como un banquero parisino. Aquí, seguimos sumando a la historia…

Robert de Coulon, abre y cierra con su nombre el libro contable. Al principio, por ser el nombre de la Sociedad creada, y por último, porque el asiento que da por finalizada la escritura comercial en la página 100 de febrero de 1894, presenta los gastos generales con su sueldo por un importe de oro $ 700.

A esta información podemos agregar que en enero de 1890 gasta en un “changador”, viaja a Buenos Aires, paga los intereses semestrales del préstamo del Banco Hipotecario Nacional, y realiza otras acciones de corretaje.

 El 30 de octubre de 1890, salda la cuenta con Domingo Giuliani. Viaja a Montevideo y a Buenos Aires en varias oportunidades. Envía telegramas… ¿A París? En los últimos meses de ese año, paga la deuda con la panadería francesa Benaben y Supery.

Ya en 1891, M. François A. Seillière le otorga un crédito en el Banco Inglés de Buenos Aires por 30000 francos, y De Coulon a su vez, paga unos 3000$, al Banco Hipotecario Nacional. En Concordia, efectúa adelantos a algunos peones de la fábrica San Carlos.

De mayo a octubre de 1891, tiene gastos de telegramas, franqueos, comisiones, encomiendas y gastos de escritorio, y varios viajes a Buenos Aires.

Al iniciar el próximo año, tenía deudas con el convecino Arcioni, el Banco de Italia y el Francés. Desde 1892 a 1894, solo le anotan en el libro su sueldo… Esto hace suponer que ya no había actividades comerciales relevantes, y que ese fue su último año de estadía en Concordia.

Al momento que hizo después, no lo sabemos! En 1899, muere su padre en Suiza, y a los tres meses, a los 43 años de edad fallece él, en Río de Janeiro.

Otro de los socios, León Robert Demachy, “el hermano”…

Conocimos su nombre cuando el Ing. Braghini, publicó artículos en capítulos entre el 1 y 16 de setiembre de 1983, bajo el nombre Apuntes para una crónica de San Carlos. Más cerca de nuestros días, en la publicación mensual Recuerdos de Concordia de Servicios Periodísticos.

Es el hermano menor de Adrien Edouard Demachy y el cuarto hijo del banquero Charles Demachy y Zoè Girod de I’Ain. Nació en el hogar de su abuela en Saint-Germain-en-Laye, a las afueras de París, el 7 de julio de 1859. Fue gerente del banco Demachy y Cía. desde 1911 a 1933.

Famoso fotógrafo, “…muy conocido por las manipulaciones de sus obras proporcionándoles un acabado similar a las pinturas…” Fue elegido miembro de la Sociedad Francesa de Fotografía lo que le permitió conocer a los principales fotógrafos europeos de la época. En 1888, funda con Maurice Bucquet el Photo Club de París. “…Reconocido por usar la técnica de la goma bicromatada, en 1911 perfeccionó el proceso del bromóleo…” En los dos años siguientes expuso en París, Viena, Nueva York y Londres. Cerca de 1890, Robert se convirtió en uno de los primeros franceses en poseer un automóvil, un Panhard. Tres años más tarde, se casó con Julie Adélie Delano. Sin embargo, su dedicación a la fotografía provocó su divorcio en 1909.

Es de destacar que sus obras actualmente se muestran en diferentes lugares del mundo. Una de las exposiciones, se realizó hace tres años, en Ville de Trouville –Sur-Mer (Francia) llamada “Robert Demachy, impresiones de Normandía”, a cargo del Dr. en Historia Julien Faure Conorton.

Marie François Alexandre Seillière, “el banquero”…

Fue parte de una de las familias que marcaron el mundo bancario y financiero del siglo XIX. El banco Seillière transforma a la familia en pionera, al financiar la revolución industrial, concentrando su poder en la industria del acero.

Su bisabuelo, Florentín, fue proveedor de ropa para las tropas y de cañones para el ejército. Más comerciante que banquero, su abuelo François-Alexandre, invierte en la industria textil, en particular en las fábricas familiares.

Su padre, Florentín Achille, invierte su dinero en textiles y en la industria del acero. Las actividades puramente bancarias (descuento, tenencia de valores, etc.) siguen siendo menos importantes que las inversiones. Pero la situación personal de Florentín Achille, se volvió delicada a “…partir de 1869 porque fue procesado por fraude en el suministro de ropa a la gendarmería y la guardia de París…” Finalmente se suicidó el 14 de mayo de 1873.

Así sus hijos, Marie François Alexandre y su hermano Marie Nicolas Raymond, ya en el negocio crean una nueva compañía, la Banca Demachy R.-Seillière F., donde con el tiempo Charles Adolphe Demachy se transforma en socio y la dirige. Luego del fallecimiento de este último en 1888, se crea una nueva razón social, Demachy y Cía.

En este contexto, del otro lado del continente, la Fábrica San Carlos en enero de 1890, emite letras de cambio en Montevideo por un total de 79561,27$ oro para la casa Demachy R. y F. Seillière de París. Nuevamente en junio del mismo año, se giran letras de cambio y se pagan intereses y comisiones por los pagarés emitidos. Al mes siguiente, tuvieron balance a favor por 425303,20 francos. A pesar de esto, no existe otro apunte contable que aporte datos de incremento del patrimonio de esta sociedad. Con un alto porcentaje de probabilidad, la crisis de 1890 y otras condicionantes hicieron mella en esta historia comercial.

Continuará…

Lic. Silvina Molina Experta en San Carlos

Contenido Relacionado