APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 6 de Agosto de 2022

San Cayetano, Santo del Pueblo

Escrito por:
Pablo Sánchez

Carlos, desde muy lejos; se acercó a la imagen del Santo que tanto quería y de rodillas rezó así: “ San Cayetano, hoy vine a agradecerte porque conseguí trabajo, como te lo venía pidiendo”. Sabía que no me ibas a fallar. Luego se retiró, porque muchos peregrinos seguían llegando, a dar gracias, a pedir algo o a rogar por la patria.

Muchas historias así se escuchan. Todos expresan confianza y gratitud. Por eso cada 7 de agosto volvemos a tu casa para pedirte le acerques a Dios nuestras necesidades y nuestro sueño de un mundo donde en ningún hogar falte Paz, Pan y Trabajo.

San Cayetano en todo el mundo vivimos días difíciles, un capitalismo cruel, egoísta que excluye a millones de Carlos acababa de llegar a San Cayetano, cansado, con algunas ampollas en sus pies, porque venía caminando personas de la peregrinación de la vida, y las condena a vivir sin esperanza.

Una pandemia que provocó muerte, dolor y hambre. Y una guerra que agravó la crisis, provocada por la insensatez criminal de algunos líderes mundiales.

San Cayetano:

“Necesitamos que Dios vuelva a multiplicar el Pan del Amor, de la Justicia y la Paz”.

“Que arranque del corazón de tantos hombres el egoísmo que empobrece”.

“Que los dirigentes políticos, sociales, empresarios, productores, tomen conciencia que de sus decisiones depende la felicidad o el sufrimiento de todo el pueblo”.

‘‘Que en nuestra Patria, se termine con la mentira, la difamación, y solo en la Verdad se apoye la justicia”.

“Que los que siembran odio, mentira y violencia en nuestro país y el mundo serenen sus espíritus”.

“Que desaparezcan las grietas que nos enfrentan y podamos caminar juntos, compartiendo angustias y esperanzas”.

San Cayetano, Santo de nuestro pueblo, en vos confiamos; recuérdanos a todos especialmente a los que administran las riquezas del mundo, que todos los bienes deben ser repartidos con justicia y amor entre todas las personas y pueblos.

San Cayetano ruega por nosotros, especialmente por nuestros hermanos más necesitados.

AMÉN