APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 18 de Junio de 2022

Biografía de Manuel Belgrano

Escrito por:
Jorge Luis Ciucio

   Este lunes se hace el homenaje al Gral. Manuel Belgrano por su fallecimiento ocurrido el 20 de junio de 1820, o sea hace 202 años, enfermo y en la total pobreza, que llegó a pagar al médico que lo atendía con un reloj de oro, que de acuerdo a los historiadores hasta hoy no se sabe quién lo tiene.

      Nació el 3 de junio de 1770, en Buenos Aires, en lo que antes era el Virreinato del Río de la Plata. En una casona ubicada en la hoy Av. Belgrano al 430, a metros del Convento de Santo Domingo. Fue bautizado con el nombre Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano.

Sobre su aspecto físico, según Bartolomé Mitre dice lo siguiente; era “de regular estatura, cabello rubio y sedoso, ojos grandes de color azul sombrío, tez muy blanca y algo sonrojada; y cabeza grande y bien modelada”.

Pero quienes lo describieron a la edad de dieciocho años decían que tenía ojos castaños y pelo rojo”. Un cronista inglés lo describe como rubio. No usaba bigote y tenía escasa barba, nariz fina y ligeramente aguileña y contextura delicada. Era elegante, aseado Era un hombre elegante, educado y caballero que llegaba a enamorar a las mujeres.

    Algunos historiadores dicen que no está bien definida su relación amorosa con María Josefa Escurra, hermana de Encarnación Escurra, Esposa de Juan Manuel de Rosas, queda embarazada y para que no se entere Rosas, lo engañan que van a ir a visitar a una familia amiga en un campo de Santa Fe, y ahí tiene un varón que luego de unos días, envuelto en una sábana, lo deja en la escalinata de la Catedral de dicha ciudad, pasa Encarnación y lo toma, cuando regresan le dice a Rosas que encontró ese bebé y lo adopta poniendo el nombre de Pedro, y cuando él se entera a los 23 años que era hijo de Belgrano, por lo que le agrega el apellido Belgrano, quedando Pedro Rosas y Belgrano.

 Luego de abandonar esta relación, comienza otra con María Dolores Helguero y Liendo de la que tuvo una hija Manuela Mónica.

    El Gral. Belgrano fue abogado, economista, periodista, político. Fue secretario de la Primera Junta de Gobierno que se nombró el 25 de mayo de 1810 y debía cobrar un sueldo por su actividad, contestando lo siguientes, “mi convicción personal no me permite cobrar sueldo alguno por lo tanto rechazo el cobro”. Que contestación tan justa para una persona como fue en su vida política y militar. Fue el fundador de muchos pueblos y escuelas.

Como, por ejemplo, Curuzú Cuatiá, en Corrientes. Y en Entre Ríos amplió el pueblo de Mandisoví al norte de la hoy ciudad de Federación. Tierras que compró muchos años ante el padre de San Martín para tener una posta de descanso de sus viajes de Yapeyú a Bs As Creó la Escuela de Comercio, ya a un nivel superior a la primaria.

Su primera actuación militar fue cuando el gobierno de la Primera Junta de Gobierno de las provincias unidas del Río de la Plata surgida el 25 de mayo 1810.

Decide enviarlo al Paraguay y para hacer conocer a ese país el motivo de la Revolución de Mayo, es derrotado por las tropas paraguayas y realistas en enero de 1811 en la batalla de Paraguarí o Cerro Porteño, que estaba al mando de su gobernador Bernardo de Velasco y Huidobro.

 Luego el 9 de marzo de 1811, en la batalla Tacuarí, es derrotado por Ejército Paraguayo y realistas al mando de Manuel Anastasio Manuel Cabañas, que no fue en Tacuarí sino en Tuparé o Tuparí, que quiere decir Hijo de Dios, a la vera izquierda del río Tacuarí ahí vio que las tropas enemigas llevaban una bandera del país y en el pecho una cinta con los colores de la bandera.

    Luego de la batalla de la llamada Tacuarí regresa costeando las costas del Paraná por el lado oeste y al llegar cerca de Villa del Rosario como se llamaba la hoy ciudad de Rosario, y con él lo acompañó un amigo de apellido Echeverría, hijo de emigrantes vasco y cuya familia vivía en Rosario y su hermana, ”MARÍA CATALINA ECHEVERRRÍA” era costurera y le solicita que confecciones una bandera con los colores celestes y blanco de acuerdo a la cinta que se repartió en la recordada Revolución de Mayo por French y Berutti.

    Ya terminada se dirige a la barranca del Paraná, y ahí enarbola la bandera haciendo que los soldados presten su juramento de fidelidad a la bandera y a la patria y defenderla hasta perder la vida. Se sintió el grito “SI JURO”

   Este juramento fue el 27 de febrero de 1812. Por lo que creo en lo personal, que ésta es la fecha que se debe recordar como el “DÍA de la BANDERA”.

  La bandera no es celeste y blanca, es celeste azulada y blanca, es decir un color entre el celeste y el azul en sí.

Un amigo de mi ciudad, pasó por esa ciudad por turismo y como le había comentado este tema, fue y la vio y al regresar me dijo, que es así, Es un color entre el celeste y el azul. Ni muy celeste ni muy azul. Si algún político lee esta nota, le pido que haga los trámites pertinentes o proponga al Congreso, que esa bandera sea traída a nuestro país ya que es nuestra y sea exhibida en el Cabildo, lugar donde concurren muchas gente haciendo turismo

  Luego del juramento. La Primera Junta del Gobierno Patrio lo envía al norte para que se haga cargo del Ejército del Norte, ya que las fuerzas nacionales que estaban cubriendo esa zona, cae en una dura derrota en Huaqui, cerca de La Paz, entonces se dirige al norte y la primera batalla es en Salta donde derrota a las tropas enemigas.

Lo más importante fue el llamado “Éxodo Jujeño” cuando movilizó a todos los pueblos de esa provincia ante un eventual ataque enemigo. Y al llegar a la zona de Humahuaca, los engaña, cubriendo los cactus con ropa, así a la poca luz de la noche los enemigos creerían que era la tropa que los esperaba. De esa manera es un triunfo sin batalla ya que ellos retroceden.

   Luego se dirige al sur y en enero de 1814, entrega el mando del Ejército, en la Posta de Yatasto, al General José de San Martín. Donde la casa de la entrega, aún se conserva con una hermosa galería.

Luego regresa a Bs. As para ser sometido a proceso por las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma. Quedando a vivir en la ciudad y haciendo su vida personal. Se enferma y fallece el 20 de junio de 1820. En una época difícil para la Patria ya que se había llegado a la anarquía con la caída del Directorio.

Sus restos se encuentran depositados en el Convento de Santo Domingo, en el barrio de Monserrat. En este convento, cuando él nació había una pequeña escuela, donde aprendió a leer y a escribir


  Recopilación de los historiadores Eduardo Lazari y Felipe Piña