APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 13 de Mayo de 2022

CRIMENES DE GUERRA

Escrito por:
Hugo Ruiz Díaz

Por desgracia, se ha desatado una nueva guerra en el mundo moderno, Rusia contra Ucrania y nos enteramos fácilmente y rápidamente de las atroces acciones bélicas y lo vemos como si fuera una novela más, y los presentadores de noticias parece que discriminan entre una guerra legal o competitiva o respetuosa, de un crimen de guerra cuando hay un episodio de bombardeo a una escuela, por ejemplo.

Es extraño, porque cuando hay un enfrentamiento armado, y cuando más modernas y letales son las armas, los que las accionan, matan gente a la cual no odian ni conocen, como si fuera algo deportivo. A tal punto de que luego de terminar las hostilidades, pasó en Las Malvinas, soldados argentinos y británicos se encontraron en algún lugar del mundo para tomar unos mates. Al revés, los falsos líderes que mandan a la muerte a valientes soldados se odian, pero no se enfrentan entre sí.

 Por definición, cualquier guerra en sí es un crimen masivo de personas involucradas, los militares primero, quienes han elegido serlo porque llegado el caso defenderían la patria en el campo de batalla o en el mar o aire. Luego están, según el país, los civiles bajo bandera, como era el caso de Argentina antes, con el Servicio Militar Obligatorio. Luego los civiles que caminan por la calle y les cae un misil en la cabeza.

A propósito de Malvinas, cuando los “Lagartos” de la Legión Extranjera al servicio del gobierno inglés, que vendían sus servicios por miles de libras esterlinas se enteraron que se habían enfrentado con civiles con una mínina o nula instrucción militar no lo podían creer.

Cuando una persona mata a otra, es un crimen; esto es discutible en el caso de que el Estado mate una persona luego de juzgarla como el caso de Texas, donde existe la pena de muerte.

Los considerados erróneamente crímenes de guerra son los que son llevados a cabo bajo ciertas condiciones de superioridad, por ejemplo, bombardear un hospital, torpedear un barco fuera del famoso teatro de operaciones, como ocurrió con el crucero argentino ARA General Belgrano, que lo hundieron fuera de la zona de exclusión, ejecutar soldados que se han rendido levantando las manos, etc.

En conclusión, desde el punto de vista humanista, todos son crímenes, pero parece que hay crímenes legales y crímenes prohibidos.

Además, no conozco alguien que haya sido juzgado y condenado por esto, primero porque las guerras son entre países, cuya frontera y sobre todo su soberanía impide que esto pase.

Las condenas son exclusivamente sociales, pero seguro que ningún monstruo que preside un país en guerra le importe.