APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 14 de Enero de 2022

El Mar entrerriano- Cuando el mar cubrió toda la provincia de Entre Ríos

Escrito por:
Por Darío H. Garayalde para El Heraldo

Se considera que este ingreso marino, la segunda de las irrupciones que hizo el mar en el territorio nacional durante la Era Terciaria. Sin embargo esta ingresión no quedó limitada al área patagónica, sino que entró por la depresión que después sería la boca del Río de la Plata hacia el centro mismo del país. Luego, según los estudios de Darwin, Bravard y Burmeister se supo que había depósitos equivalentes al ingreso por el Río de la Plata en el subsuelo de la Capital Federal y en el territorio uruguayo (Punta Gorda etc al Norte de Colonia).

Cuando se realizaron perforaciones en la región pampeana en sondeos en busca de agua, se encontraron capas marinas. Pero también al Norte, en Santiago del Estero (en Selva).

En el Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (en Timote). El investigador, naturalista, explorador y paleontólogo Suizo- Argentino Santiago Roth lo interpretó como brazos del Atlántico que habían penetrado en el corazón de la región pampeana. Pero a medida que las investigaciones en busca de agua, se intensificaron, también hallaron depósitos marinos en los faldeos de la Sierras de Córdoba. Pero también en las barrancas del Paraná se hallaron gran cantidad de fósiles de moluscos, delfines y ballenas.

El convencimiento de la enorme extensión de ese ingreso marino también se fue confirmando en las futuras perforaciones como (Añatuya) en Santiago del Estero y el mismo tipo al pie de la Sierra de Ancasti en la provincia de Catamarca, en el Famatina, en La Rioja o en la Sierra El Gigante en San Juan.

En el período Terciario, a finales del Mioceno y principios del Pleistoceno, hace unos 12 millones de años se produjo este ingreso marino y permaneció unos 6 millones de años con características de mar subtropical de poca profundidad. Era una época de clima tropical que dio lugar a una vegetación exuberante.

Ese ingreso marino cubrió buena parte de Entre Ríos y de allí hacia zonas chaqueñas con las mismas características del Atlántico a esa misma latitud. Se estima que tuvo cuatro fluctuaciones, cada una de ellas iba seguida de un retiro de las aguas, siendo la más amplia la primera ingresión que cubrió la actual llanura chaco- pampeana, todo el Centro Norte de Argentina, el Sur del Uruguay, Sur de Brasil, el Oeste de Paraguay y el Este Boliviano. Este ingreso marino se acompañaba por una gran actividad orogénica y en especial volcánica, como el volcán El Morro en San Luis estaba en erupción y rodeado por el mar.

En su expansión al Sur de nuestro territorio, este mar llegó a cubrir el Nordeste patagónico como los sedimentos de Puerto Madryn (Este de Río Negro) y Noreste de Chubut. La presencia de este mar en Entre Ríos se detecta por la presencia de arcillas de color gris-verde oliva, es característica de ese ingreso marino (arcillas limosas y limoso arenosas, intercaladas con arenas de color blanquecino amarillentas) ricos en fósiles de este período, 13 a 14 millones de años coincide con un ascenso de la térmica mundial.

A su retiro fueron quedando áreas palustres con depósitos de gredas yesíferas.

Hace unos 15.000 años hubo un ciclo frío y seco, como a fines del Pleistoceno y se pudo determinar o al menos colegir que era esta una zona desértica y fría y el hallazgo de huesos de cóndor confirmaría que era un área desértica seguidos de ciclos más cálidos y húmedos que condicionaron ingresiones y regresiones marinas lo que complejizó la clasificación.

Al retiro del mar, quedó como remanente la formación del río Paraná ocupando la falla allí existente, siendo la Laguna y los Esteros del Iberá un resto del antiguo cauce. El cambio de clima fue determinante para que se volviera más cálido y húmedo y por lo tanto más lluvioso alimentando los salados cauces con agua dulce y dando origen también al río Uruguay.

Como testimonio de ese ingreso marino quedó la Laguna Mar Chiquita, la Laguna Setúbal, el Río Salado, Salinas Chicas, Salinas Grandes, Laguna Chasillauquen, La Amarga, Laguna de la Sal, Paylauquen, Cochico, Alsina Epecuen (Carhue).

En cambio los lagos como el Nahuel Huapi, Mascardi, Hess- Lacar o el Lago Argentino, etc como muchos otros lagos cordilleranos, no guardan relación con ese ingreso marino. Son lagos formados por el deshielo que rellenó los valles.

En Entre Ríos el ingreso marino ocurrió al sur de Concordia que es donde se encuentran restos calcáreos, característico de los fondos marinos, que es roca sedimentaria o sedimentos que contienen carbonato de calcio en forma de calcita o aragonita o también de carbonato de magnesio.

Este material se usa para consolidar los caminos, con el nombre de broza, y existe en casi toda la provincia donde cubrió el mar.