APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 23 de Noviembre de 2021

¿QUÉ ESTARÁN ESPERANDO?

Escrito por:
Adolfo Daniel Badaracco

El Tango es una forma de vida y a los tangueros nos tienen en Terapia, pues solo al escuchar un Tango estando cómodos en un sillón surgen las ganas de pararse a bailar aunque esté solo.

El mundo del Tango llora el obligado aislamiento social y ya está empezando a imaginarse un regreso sin abrazos, donde no se pueda cambiar de pareja, en una Milonga, donde se baile con distancia social o sólo, con un referí que les pite a los que rompan las nuevas reglas.

En estos momentos ya se están imaginando cómo será volver a bailar cuando se pueda.

Mucha gente se quedó sin bailar pero si eres un fanático o un adicto, como somos los que bailamos, debemos buscar la manera de superar el estado de ánimo; la ansiedad y la depresión, incrementar la sensación de bienestar, mejorar el humor, aumentar el entusiasmo y el optimismo, no es sencillo, además no contamos con la ayuda, el entusiasmo y las ganas de quienes en épocas normales nos invitaban a sus locales porque habría música bailable, y a esto, esos señores son quienes deben dar el primer paso porque saben muy bien que con solo eso ya es suficiente para quienes nos gusta bailar estemos golpeándole la puerta, y el titular no es solo por esto, es porque tenemos un Club del Tango, una Secretaría de Cultura, Clubes sociales y es como que a ninguno de ellos les interesa o ignoran que el Tango representa la historia del País y la Cultura de la Argentina además el Tango es un símbolo nacional, ¿o no?