APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 20 de Noviembre de 2021

LA BATALLA DE VUELTA DE OBLIGADO

Escrito por:
Pablo Sánchez

Hoy, 20 de noviembre, se conmemora la histórica Batalla de La Vuelta de Obligado. La misma se llevó a cabo en las costas del río Paraná, en San Pedro (Bs. As.) en el año 1845.

Un combate en que las tropas argentinas enfrentaron a la poderosa coalición anglo-francesa. La que duró 11 horas. Sobre el resultado existen entre algunos historiadores diferentes opiniones. Lo que no se discute es el coraje, el ingenio y la determinación de esos argentinos durante la batalla. Luchando para defender nuestra soberanía. El mismo coraje y determinación de los soldados que lucharon en Malvinas, también como aquellos contra una fuerza muy superior en armas, pero honrados por los mismos ingleses por su heroicidad. Una misma consigna los guiaba: ¡NO PASARÁN! ENTREGARON SU VIDA.

Siempre es bueno hacer memoria, para honrar a los verdaderos patriotas, y que sean ellos y no los que traicionan la patria, los que nos guíen.

Siempre hay naciones, que con espíritu imperialista, pretenden avasallar la soberanía de algunos pueblos, para quedarse con sus riquezas, contando a veces con la complicidad de algunos de sus ciudadanos.

No siempre se usa la fuerza militar para lograr propósitos colonialistas, sino que algunas potencias tienen sus representantes en instituciones financieras como el Fondo Monetario Internacional. Esta da préstamos a los países, exigiéndoles, condiciones que comprometen directamente su soberanía. Normalmente esas “condiciones” son ajustes económicos que significan pobreza, desocupación y mesas de hogares vacíos.

Hoy quiero recordar que el único soberano, dueño de su historia, de su destino es el pueblo, al que nunca debemos renunciar. Al contrario con el mismo coraje y patriotismo que los hombres de la batalla que recordamos, debemos defenderla. Y exigir a quien corresponda que en toda negociación de la deuda, se tenga en cuenta primero el interés del pueblo de la nación. Sabemos que no siempre fue así.

Quizás presenté un panorama pesimista, apelando a la memoria viva de nuestra historia. No es así, por eso para animarnos, recordemos que son pocos los que traicionan, la mayoría de los argentinos amamos nuestra patria, veneramos y nos sentimos orgullosos de nuestra hermosa bandera Celeste y Blanca. Somos más los que juramos lealtad a esta hermosa tierra donde nacimos, vivimos y morimos.

Para eso recordemos a Mercedes Sosa, cantando

 “QUIEN DICE QUE TODO ESTÁS PERDIDO, YO VENGO A OFRECER MI CORAZÓN”, como lo hicieron tantos hombres y mujeres a lo largo de nuestra historia.

También Facundo Cabral nos dice que es posible construir una sociedad nueva con estos pensamientos:

“Digo cada mañana, este es un nuevo día para empezar de nuevo,

para buscar el ángel que me crece los sueños,

para cantar, para reír, para volver a ser feliz”.

Y termina comprometiéndonos a cada uno de nosotros:

Me prometo en este día; yo dejaré el espejo

y trataré de ser, por fin, un hombre nuevo”.

Debemos ser soberanos de nuestra vida, de nuestra nación, para construir una Patria de Hermanos.