APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 16 de Octubre de 2021

EN TUS BRAZOS... MAMÁ

Escrito por:
Pablo Sánchez

No importa cuántos años tenga, el recuerdo de tu abrazo protector, suave, cálido, me hace sentir nuevamente niño. Aunque peine canas y haya recorrido un largo camino, a veces siento la necesidad de una caricia tuya sobre mi pelo o simplemente caminar juntos muy lentamente, cuando solo la fuerza de tu espíritu movía tus débiles piernas.

 Y cuando al despedirme con tu más linda sonrisa, me abrazabas y me decías “¿sabés que te quiero mucho?. Yo también mamá te contestaba. Y me iba y al llegar a la esquina giraba mi cabeza, porque sabía que estabas esperando un último saludo con mi mano en alto.

No hay expresión más linda de felicidad que la sonrisa de un niño al sentir que llega a casa su mamá, y corre con sus brazos extendidos, buscando su abrazo, tan especial. Un abrazo que le da seguridad y ternura.

Existen mil formas de retratar a una madre pero la que eligieron los escultores, los pintores y fotógrafos es la de “Una mujer con su hijo en brazos”. En las plazas, en los museos y en la mesita de luz está esa imagen, recordándonos ese gran don que tiene una mujer “Ser Mamá”.

Con esa imagen tan maternal que todos veneramos, en este día tan especial quiero recordar con gratitud y admiración a esas mamás que:

Abrazando a sus hijos intentan protegerlos de las bombas que caen sobre algunos pueblos, destrozando todo.

A las mamás que mirando al cielo intentan alimentar a sus hijitos, rogando a Dios por un pedazo de pan que calme el dolor de sus pancitas vacías.

Madres que apretando a sus hijos contra su pecho tratan de protegerlos de la violencia familiar, o del frío por falta de un techo, o de un abrigo.

Madres que intentan serenarnos con caricias cuando presiente que algún dolor o alguna duda nos inquieta.

Madres del corazón con capacidad de amar sin medida a sus hijos, agradeciendo a Dios cada día ese regalo tan único, tan lindo.

Perdonen si soy reiterativo pero es que el abrazo de una mamá es perdón, es comprensión, es refugio y cariño.

Nos hace sentir queridos, y es también bendición de Dios y amor gratuito.

Hoy es un día especial para mamá; día para alegrarnos, de ofrecerle una comida sencilla pero con mucho cariño.

Es también ocasión para decirle cuánto la queremos o pedirle perdón diciéndole perdóname mamá por las veces que te contesté mal, que no te tuve paciencia, porque olvidé tu cumpleaños o de ir a visitarte más seguido a tu casa o al asilo...

Pero no nos pongamos triste, desde donde esté, ella querrá vernos contentos.

Sintamos nuevamente el calor de su abrazo cuando llegábamos de la escuela, de algún paseo o del trabajo. Sin olvidar que al nacer ella nos acunó con ternura diciendo con su mirada “quédate tranquilo bebé, mamá te tiene en sus brazos”.

FELICIDADES A TODAS LAS MADRES EN SU DÍA Y SIEMPRE.

CON TODO MI CARIÑO