APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 9 de Octubre de 2021

11 de octubre “Último día de Libertad de los Pueblos Originarios de América”

Escrito por:
Pablo Sánchez

Cuando comencé a leer las efemérides de este mes, me sorprendió ésta, que destaco en el título. “Último Día de Libertad de los Pueblos Originarios de América”. Y fue así en realidad, último día que vivieron felices, en comunidades, disfrutando de la naturaleza, corriendo, cabalgando por llanuras y cerros, pescando en ríos y lagunas, cazando solo lo necesario para alimentarse bien; sin sentirse amenazados, perseguidos. Creadores de grandes civilizaciones que hasta hoy deslumbran a todo el mundo.

Sin embargo esta fecha pasa inadvertida, porque se impuso la del 12 de octubre como “celebración del día del descubrimiento de América”. Año tras año hacíamos fiestas y representaciones en plazas y escuelas sobre la llegada de “los salvadores”, de los que traían “una nueva civilización” más progresista y una religión más humana; cuando en realidad fue el comienzo de un gran genocidio cometido contra los aborígenes, dueños de estas tierras, que duró siglos.

Cuando los “ganadores” escriben la historia, la tergiversan, según les convenga a sus intereses. Una historia cruel, donde cínicamente sus “autores” se inmortalizaron así mismo como salvadores y benefactores de una nueva civilización, cuando en realidad destruyeron pueblo, cultura e historia de los dueños de estas tierras, para erigirse “ellos” y al rey que representaban como amos y señores. Una historia que aún intentan repetir otras potencias mundiales, para dominarnos y quedarse con toda la riqueza de este continente tan querido que hoy llamamos América Latina. Lo más triste y lamentable es que para lograrlo cuentan con la complicidad de un grupo selecto y egoísta nacidos también en esta tierras.

Nos robaron nuestra riqueza, hipotecan nuestro futuro, para no dejarnos crecer, progresar. Pero pudieron robarnos la esperanza.

Nos quitaron nuestra cultura, nuestra identidad, para que no admiremos esa raza valiente, indomable y digna de la cual debiéramos sentirnos orgullosos ; pero no pudieron robarnos el espíritu de ser libres, que los animaba. Un espíritu que por suerte sigue vivo en el pueblo hermano de Bolivia, como un ejemplo para todos los pueblos de nuestro continente.

A veces nos avergonzamos u ocultamos el idioma ancestral de nuestros antepasados y muchos, especialmente jóvenes eligen cantar en idiomas extranjeros que no nos representan, ni entendemos.

Esto ocurrió en un programa televisivo muy promocionado, donde elegían “La Voz Argentina” y por lo menos el 90 % de los participantes cantaban en inglés.

Parece una historia pasada, pero no olvidemos que en la actualidad, en nuestra patria, algunos extranjeros se están adueñando de nuestro suelo, de nuestros lagos, al que ya los argentinos no pueden acceder porque es “propiedad privada”???... a veces, incluso, expulsando a los nativos que la habitan, dueños ancestrales de esos lugares.

Después de tanto dolor, seguimos construyendo una historia nueva, con la semilla fecunda plantada en nuestro espíritu por los primeros dueños y habitantes de esta tierra, que no se rindieron, nació una tierra nueva, generosa y como dice Raíz, una canción que cantó el coro en el Vaticano, por indicación del Maestro Enrique de Monte Casero que dijo en su momento “…cantemos con amor y pasión para que el Papa y el mundo escuche el himno de libertad de nuestro pueblo aborigen”

“Dicen que entonces creció de la tierra una Esperanza

mezcla de sangre su raza, mezcla de amores su amor

dicen que allí nací yo libre por hijo del mar

libre por hijo del sol, por eso puedo gritar

Latinoamericano, Latinoamericano

“Soy de una tierra de Libertad”.