APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 10 de Junio de 2021

10 de Junio de 1956 ¡OPERACIÓN MASACRE!

Escrito por:
Ricardo Monetta

Hace más de seis décadas se produjo en la Argentina un suceso sangriento, que lejos de aplacar los ánimos políticos, ya encendidos por la Revolución "fusiladora" (perdón Libertadora), inició un trágico camino hacia épocas más violentas, que culminarían en la tragedia de la dictadura cívico, militar, eclesiástica y empresarial de 1976.

Muchos de los "libertadores" dueños del gobierno y del poder, subestimaron la capacidad combativa tanto del pueblo como los militares que acompañaban a los gobiernos populares, y que pretendían defender con todas las armas a su alcance para recuperar las conquistas históricas, desde aquellas sociedades de resistencia anarquistas de fines del Siglo XIX, hasta la concreción de las legislaciones sociales que recuperaban derechos a los trabajadores.-

Las primeras manifestaciones de resistencias se produjeron a los pocos días del golpe, en Rosario y Berisso.- Luego en octubre en La Plata, hubo ataques con bombas molotov, y los gremios desconociendo a la CGT, convocaron a un paro general, que tuvo repercusión en Rosario, La Plata, Buenos Aires y Tucumán.- En este contexto, en Junio de 1956 el General Juan José Valle intentó un golpe cívico-militar.- Se reunió en la clandestinidad con el Gral. Raúl Tanco y otros complotados, nombrando como jefe del Estado Mayor del flamante movimiento de Recuperación Nacional.- Desde un principio los complotados estaban "infiltrados", por lo que los "libertadores" estaban al detalle de la insurrección.- Uno de los primeros actos preventivos de la dictadura fue detener un día antes del levantamiento a reconocidos militantes de "peso" y dirigentes gremiales, para cortar el posible apoyo civil a la "asonada".- Siguió luego una serie de detenciones de militares presuntamente implicados, como el Tte. Coronel Ruchti, el Mayor Vicente, y el Sub Oficial César Marcos.-

En su "proclama" el Gral. Valle y Tanco, denunciaban que: "La nación había caído en manos de hombres y de fuerzas que retrotraen a la Patria a épocas de sometimiento, de humillación y de vergüenza, y que han violado y desconocido la Constitución y de las leyes, sustituyéndolas por un llamado "derecho de la Revolución", que no es otra cosa que entronizar la arbitrariedad, sin más normas ni vallas que la omnímoda voluntad de los que detentan el poder".- Destacaban el avasallamiento de las garantías y los derechos individuales, la persecución, encarcelamiento y confinamiento en verdaderos campos de concentración de miles de argentinos sin haber sido sometidos a proceso y privados del derecho de defensa".- La misma proclama rechaza las medidas económicas liberales tendientes a quebrantar la industria nacional y someterse a la voluntad del capitalismo internacional cuyo plan es retrotraer al país al más crudo coloniaje.-

Mientras los sucesos de violencias se sucedían por la represión, el almirante Rojas, el mismo que mandó a los aviones de la Marina a bombardear a plaza de Mayo, un año antes con más de 300 muertos, presenciaba en el Teatro Colón, el Ballet "El espectro de la Rosa", junto a su esposa, debió abandonar la sala y ponerse al frente de la represión en el Comando de Operaciones Navales, con la compañía de los civiles Horacio Thedy, Sebastián Soler y Oscar Lopez Serrot.-Mientras tanto, a pesar de no haberse dictado la Ley Marcial, uno a uno fueron fusilados, el Coronel José Albino Yrigoyen, el Capitán Jorge Costales, los hermanos Clemente y Ross, Dante Hugo Lugo.- El que se solazaba con la escena era el Gral. Juan Constantino Quaranta, quien profería frases como estas "Esto les va a pasar a los inmundos porque hay que liquidarlos a todos!".

Mientras tanto en la casa de Hipólito Yrigoyen 4519, de Florida, un grupo de hombres adeptos a la conjura, sintieron que la casa se tomaba por asalto, por la patota militar que vociferaba: "Dónde está Tanco?". Por orden del Jefe de la Policía de la Pcia. fueron llevados a la Regional San Martín.- Sin tener tiempo las razones de su detención, el jefe policial Desiderio Fernández Suárez, mandó una orden superior al Comisario Rodolfo Rodríguez Moreno de fusilarlos a todos sin más trámite.- Los doce detenidos fueron subidos a un camión y trasladados a los "basurales" de José León Suárez, frente al Club Alemán.- Allí fueron fusilados Nicolás Carranza, Fransisco Garibotti, Carlos Lizaso, Mario Brion y Vicente Rodríguez.- Otros seis lograron huir, y quedó gravemente herido sobre el terreno, Juan Carlos Livraga, que pasaría a la Historia como el inspirador del libro de Rodolfo Walsh, "Operación Masacre".-

Mientras tanto, uno de los impulsores de la masacre, Isaac Rojas, esperaba en el puerto al otro responsable de los fusilamientos: Pedro Eugenio Aramburu.- En la Plaza de Mayo una multitud de "gorilas" gritaban: "Dale Rojas, dale leña", "Aramburu, dale duro".- La señora de uno de los sentenciados, Coronel Ricardo Ibazeta, confiando en el supuesto espíritu cristiano del Pte. Aramburu, se apersonó con sus cinco hijos a la Quinta de Olivos, para pedirle clemencia y la gracia del perdón del Presidente.- Luego de largo tiempo, el Edecán le dijo: "El Presidente duerme". Susana Ibazetta entonces pidió hablar con la esposa del presidente, Sara Herrera de Aramburu, pero al igual que lo anterior, se le contestó que ella también "reposaba".-

Pero la "masacre" continuaba, el 11 de junio fueron ejecutados otros tres rebeldes en Campo de Mayo, en la Escuela de Mecánica del Ejército.- En Campo de Mayo el 11 de Junio, fueron fusilados los Coroneles Alcibíades Cortines y Ricardo Ibazetta, los Capitanes Eloy Caro y Néstor Cano.-

La aparición pública del hombre más buscado, el Gral. Valle, tuvo un giro increíble: el General Valle concurrió al velorio de su compañero, el Coronel Cortinez.- Allí se enteró que el gobierno había lanzado un comunicado anunciando que si se entregaba se terminarían los fusilamientos.-El Gral. Valle sintió que no podía seguir en la clandestinidad, mientras mataban a sus compañeros. Su amigo Gabrielli se contactó con Francisco "Paco" Manrique, para que intercediera con Isaac Rojas por la vida del general.- Manrique cumplió y volvió con la "buena nueva": "Bajo mi responsabilidad, que se entregue, su vida no correrá peligro ninguno". A las 04 hs de la mañana del 12 de Junio, Valle se entregaba en el Regimiento de Palermo con "todas las garantías", según Rojas y Aramburu.- No obstante las promesas, la sentencia estaba dictada.- El Gral. Quaranta pidió la pena de muerte.- Aramburu firmó la sentencia.-

Valle sería fusilado en la penitenciaría Nacional, el mismo lugar donde 25 años antes se habían ejecutado personas por motivos políticos en el marco de otra dictadura militar, como la de José Félix Uriburu.-

Así se escribe la historia con sangre, mojando la pluma en la sangre de los más vulnerables".-Moraleja: "Nunca le creas a un "gorila"".