APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 8 de Junio de 2021

EL YAGUARETÉ EN EL IBERÁ

Escrito por:
Jorge Luis Ciucio

 Hace unos días leí en un diario digital de Bs. As. donde están cumpliendo con un proyecto de hace unos años de traer parejas de yaguaretés al Iberá, ya que esta especie había desaparecido de esa zona por la consecuencia de la cacería que hace el hombre para obtener su cuero, la destrucción de su hábitat y la pérdida de sus presas naturales, y el Centro de Reintroducción del Yaguareté, dentro del Parque Nacional Iberá, trajo de nuevo a los yaguaretés y ya hay en libertad. Volver a tener un ecosistema completo y saludable es el objetivo principal del Centro.

El nombre yaguareté es de origen guaraní y significa “la verdadera fiera”. En casi toda su área de distribución actual en la Argentina se lo llama popularmente tigre. Pero también, según la cultura, lo llaman Nahuel (araucano); Yaguareté, Yagua-pará o Chiví guazú (guaraní); Uturunco (Quechua); Overo, Manchado (Salta).

 Hoy hay pocos lugares donde se puede encontrar esa especie de animal. En Misiones, alguna pequeña zona norte de Corrientes y en el Chaco, en la zona del Impenetrable y parte de Formosa.

Muchos creemos que es un animal agresivo, pero no es así. Cuando estuve trabajando de inspector de la Caja de Subsidios en Bs As y cuando abren la Caja en nuestra ciudad en el año 1995 en la esquina donde está ANSES, pedí el traslado para acá, ya que nací y vivía en esta ciudad y el interventor en enero 1995 me envía a inspeccionar y controlar con un inspector de Bs As la evasión forestal que había. Estuve hasta septiembre de ese año. Nos instalamos en Roque Sáenz Peña los fines de semana y de lunes a viernes en Pampa del Infierno, una pequeña localidad que está en el límite con Sgo. del Estero y donde están los aserraderos que hacen los durmientes. Durante la semana nos íbamos al llamado impenetrable que debido al desmonte del quebracho para hacer durmientes y en Las Breñas están los hornos que hacen el carbón vegetal que compramos en bolsa para el asado, ya era muy abierto y más con un espacio como de una casi media manzana de nuestro barrio para cargar en los camiones o en acoplado llevados por tractora, los troncos del quebracho por caímos que se llaman picadas. Ahí estaban los hacheros y motosierristas, y vi pasar muy tranquilos a unos yaguaretés. Me decían el personal que siga con lo que estaba haciendo el trabajo y no me mueva rápido y así fue, me moví para un costado mirándolos y siguieron su camino. Era tan hermoso ese color de su piel que llama la atención. Por haberlos visto pienso que maldad la del ser humano de terminar con estas especies o con cualquier otra. No entiendo esta actitud del hombre de matar animales que hace al ecosistema. Por eso felicito al Centro de Reintroducción de tres parejas del Yaguareté para que vayan reproduciéndose en el parque nacional del Iberá como de cualesquiera otras especies.

Me informaron familiares de Monte Caseros, que hay excursiones al Iberá y si usted puede hacer un viaje, aproveche que no se va arrepentir y ver otras especies que tiene este hoy llamado parque nacional. Si puede hacer excursiones por zona que nunca pensó ir y ahora lo puede hacer, le recomiendo que vivir esas experiencias no se va a olvidar. Busque en Google “consulta de excursiones al Estero del Iberá” y verá fotos de especies y datos de los servicios de turismo y empresas que lo llevan.