APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 7 de Junio de 2021

7 de Junio  Día del periodista: LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, COMO  CABALLO DE TROYA DEL QUINTO PODER

Escrito por:
Ricardo Monetta

En la evolución de la Humanidad, hubo tres acontecimientos producidos por el hombre que transformaron su desarrollo: Ellos son, el descubrimiento del fuego, la construcción de la rueda, y la invención de la Imprenta, por Gutenberg.

A partir de este último acontecimiento, las ideas tuvieron un vehículo de transmisión dándole un extraordinario valor a todo tipos de pensamientos.

Sin querer se estaban dando los primeros pasos de un "periodismo involuntario".

Y viajando a través del tiempo llegamos a nuestros días donde la comunicación a través de todos los medios, ya sean escritos, orales o audiovisuales, le dieron poder y significancia a las expresiones de los distintos estamentos de poder, incluyendo la opinión ciudadana.

Pero poco a poco las palabras claves se fueron disociando de lo que pretendieron designar. Así tenemos que Democracia se distanció del pueblo, del "demos" que representan, como manipulados de "democráticos". El Libre Mercado fua cada vez menos libre, ya que el Capitalismo nos "descapitaliza" de manera creciente y destruye nuestro "capital social", y hasta nuestra propia tierra.

Ahora la verdadera batalla del lenguaje periodístico es acercar "la palabra a la verdad". En poco tiempo esta batalla estuvo dada por la obtención de un premio que otorga la sociedad que es el preciado don de la credibilidad. Por eso debemos luchar contra aquellos que intentan restaurar un lugar privilegiado que le dan los grandes medios hegemónicos con el objeto de instalar la otra cara de la moneda de la realidad

que es la "realidad virtual", que  no se condice con la realidad y se aprovecha de la ingenuidad ciudadana, sin saber que atenta contra sus propios intereses.

En su debido momento, debido a plumas ilustres, librepensadores de la actualidad reinante, fue que se concibió en el imaginario colectivo al Periodismo como el "Cuarto poder", además de los tres poderes consagrados por la Constitución.

Pero luego de siniestra maniobra del Gobierno Pro, de derogar la Ley de Medios de Comunicación Audiovisual, que prohibía la monopolización de los mismos, para que con 350 medios de comunicación en todo el país se brindara un discurso único de la supuesta realidad, toda "la verdad periodística" quedó sometida a dos grandes medios monopólicos, tanto en Radio, TV, y la prensa: los autores fueron Clarín y La Nación, que tuvieron como serviles  auspiciantes a un gobierno que coincidía con sus  privilegios económicos y de élite dominante.

Hemos retrocedido hacia un pasado tenebroso, donde el sojuzgamiento de los poderes republicanos pasa a manos de las opiniones de los grandes medios.

Nada más peligroso que cruzar ciertos límites, con el afán de apuntalar una estrategia periodística que les permita derramar sobre el presente la omnipotencia de un poder que ahora asoma más allá de los medios conocidos: el poder real de las Corporaciones que financian a los periodistas alquilados casi en uno o dos medios  que monopolizan  la difusión mediática adaptada a sus intereses económicos y a su vez en una estrategia feroz de ataques pusilánimes en medio de una pandemia, al gobierno para quitarle legitimidad no de origen sino, de funcionamiento y no exento de corrupción.

Tanto el Diario La Nación, nuestra tribuna de doctrina liberal-conservadora, inclinado siempre hacia esos juegos peligrosos e impúdicos, siempre nostálgicos de las épocas de esplendor de la República era gobernada por "serios" representantes  de nuestra clase dirigente de élite, y que ayer como hoy sus plumas y sus voces acompañan a todo intento destituyente que comprometan sus intereses. O si no por la Corporación Clarín, que nació como un intento "Desarrollista" de Roberto Noble, pero que a su muerte tanto su Heredera, Laura Herrera de Noble y sus socios mayoritarios en una acción conjunta, con el respaldo de la dictadura de Videla, se apropiaron de Papel Prensa, que es la fábrica que abastece a la mayoría de los diarios del país, extorsionándolo a veces por sus líneas editoriales.

                                                                                                                                                                     Muchos se olvidan, que estos dos "mausoleos" del periodismo, apoyaron los golpes de Estado más feroz que hubo en la Argentina, acusando de nazi fascismo a los gobierno populares elegidos por el voto popular, mientras se callaron cuando las dictaduras del Siglo XX se ensañaron con las instituciones que dicen tanto defender.

                                                                                                                                                                     Es que ahora, en una época de explosión económica a favor de las élites económicas donde la acumulación del capitalismo tiene cifras exponenciales y sus ganancias se fugan al exterior, y donde ponen todos sus cañones en los nuevos directivos de La Sociedad Rural y de la Unión Industrial a dos verdaderos "talibanes" en la conducción para defender una economía solo extractiva por una lado, y redistribución de pobreza por el otro. La lucha por el control de la Hidrovía del Paraná con el contrabando de soja por un lado y otras "yerbas" por el otro, es solo un ejemplo donde callan los grandes medios, y sus periodistas estrellas, cometen el crimen periodístico de "omisión de la verdad", lo que es igual a mentir.

Quiero dejar establecido también que el Quinto Poder, no solo son las Corporaciones Multinacionales que operan en nuestro país, sino que tiene como socios accionistas a los mismos directores de esos medios. Sin dejar de mencionar, como fuente "madre" de ese poder al que surge del Poder Internacional del Capitalismo a través de las Embajadas.

Por eso concluyo que la Democracia necesita de todo el periodismo, porque está mal que todos los medios no sean opositores, ni todas las radios ni todos los canales de TV. Y también todos los obispos, y todos los monaguillos. Sin olvidar a los rabinos.

Y que todas las embarazadas no gesten bebés opositores. Porque la "oposición" es el mandato de la hora. Es el totalitarismo Republicano deseado. Los opositores se unen desunidos por acto reflejo de Pavlov, como animal rabioso de rabia incontinente.

"Nunca creo en lo que nombran las palabras,

"Las palabras del temblor, del desatino

"Las palabras, que devienen en destino,

"Las palabras hacen trampas,

"Las palabras son traición de alto vuelo,

"Las palabras no me hacen falta,

"Sólo me falta la verdad...

                               ricardomonetta@hotmail.com