APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 27 de Abril de 2021

CAMBIA… TODO CAMBIA…

Escrito por:
Adolfo Daniel Badaracco

Todos estamos afectados por la Cuarentena, la Cultura musical fue una de las más afectadas de manera concreta y real: de un día para otro todo se suspendió. En este tiempo donde lo digital es casi la única salida para mostrar las canciones y tocar en vivo parece ser la manera concreta de subsistir. Las calles y los escenarios solitarios me llevó a dialogar con algunos de ellos sobre las consecuencias de este panorama, sobre lo que uno me respondió: “Como músico esta situación golpea e impacta a cada uno de formas distintas. De un momento a otro se cayeron todos los recitales. Lo único concreto es que varios, como yo, que me encontré conmigo de una nueva manera, con una chance de poder replantearme algunas cosas, de bajar algunos cambios y de no pensar tanto en todo lo que tenía por delante, sino en todo lo que tengo ahora mismo.

Estoy aprovechando para concretar las canciones que van a formar parte de mi en el futuro, aunque sinceramente no lo sé. Espero de corazón que a futuro sí. Ojalá seamos menos egoístas, menos engreídos, más cuidadosos con nuestro entorno y más respetuosos. Espero que esto que estamos padeciendo nos haga cambiar la realidad. Lo hablo en todos los aspectos y eso incluye a la música”. Ante esto sin dudas creo por ahora solo les queda tratar de mover sus proyectos a través de las redes para que el público no olvide, aunque lo más importante es la familia, en esto que recién comenzó para varios que no tienen idea de qué hacer, donde nada puede competir o reemplazar a tocar en vivo, porque no hay nada como estar todos juntos en un mismo lugar. Nuestra sociedad está cada día más tecnológica y competitiva, lo que tarde o temprano llegará a la música, por lo que tendrán que adaptarse a la nueva realidad adquiriendo un nuevo perfil profesional ante este cambio de época que variará en el transcurrir de los años, por lo que hoy debemos pensar qué hacer para que lo que realicemos sea para nosotros, los humanos, no solo para quienes nos están invadiendo, las máquinas, ¿o no?