APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 9 de Enero de 2021

CAOS EN WASHINGTON:  “¿EL FIN DEL SUEÑO AMERICANO?” (Primera Parte)

Escrito por:
Ricardo Monetta

No puede haber radiografía mas lastimosa del crepúsculo de un imperio, que este episodio vulgar que saca a la superficie la forma trágica en la cual el imperio explota por dentro.-

Esta sinfonía funesta que se superpone a las construcciones históricas, a los valores humanos y cívicos, son la explicación de la ignorancia, de los complot internos, de la violencia sistemática desplegada en forma sostenida contra propios y extraños, mas la negación de la realidad, un racismo radical, solo sostenido por algún esbozo constitucional de igualdad, un resentimiento social acumulado durante décadas, una nostalgia fervorosa por un mundo sólo para “blancos” y anglosajones, una doble moral permanente en la defensa de la democracia, mientras se somete a fuerza de bombas y misiles a aquellos países que no adhieren a la supuesta cruzada por la lucha de los valores del mundo Occidental.-

Todo eso y muchas cosas mas, llevaron como culminación de una crisis que comenzó en 1929, y que el Capitalismo no supo resolver, y que solo se mantuvo en pie a través de todos los presidentes post segunda Guerra Mundial, con una descomunal deuda externa, a fabricar sin respaldo la moneda por la cual se pelean los demás países, y por una política exterior, plagada de genocidios regionales, que recomenzó a partir de Hiroshima y Nagasaky, crímenes que jamás pudieron tener su Nuremberg, porque fueron delitos de lesa humanidad.- Ahora cuando las imágenes de la TV nos mostraban algo que parecía una película de ciencia ficción pergeñada por Hollywood, asistimos a que una horda de fascistas fanáticos de Donald Trump, invadiendo, asaltando, destruyendo el ícono de tantas películas, como lo es el Capitolio de EE.UU, para intentar en forma absurda revertir el resultado de unas elecciones, que según su presidente “fantoche”, aseguraba que lo habían estafado.- La profanación del santuario de George Washington responde a una cobardía compulsiva de quien la tramó y quien la alentó.- Un show orquestado por un autócrata asomado al abismo de la Historia que se lo está tragando.-

Quienes permitieron que Donald Trump creciera son tan responsable como él.- Y me refiero a los grandes medios tecnológicos de dominación masiva como  Twitter, Facebook e Instagram, que han sido desde antes y durante la presidencia de Donald Trump la fábrica del mas grande populismo digital con que el presidente se permitió “envenenar” a un sector de la población, que estaba resentida por la crisis económica que le había dejado la gestión de Obama.-

A diferencia de lo que dice  Joe Biden, lo que hemos visto en el Capitolio expresa lo que es EE.UU. en la actualidad, la crisis de una democracia putrefacta.- El “faro” de Justicia y Democracia, como se nos ha vendido EE.UU, poco a poco se va apagando ese faro mentiroso, que ya no es capaz de iluminar camino alguno.-

Esta crisis, en un EE.UU. “modelo” acostumbrado a organizar, patrocinar, dirigir y llevar a cabo permanentes Golpes de Estado (lo sufrimos nosotros en 1976), agresiones e invasiones, el país  del “destino manifiesto”, expuesto por la supremacía blanca, que el mundo debería asumir como propio, tiene hoy a las hordas bárbaras y supremacista, atacando el corazón de una “democracia” putrefacta.- El problema para los demócratas, es que este escenario anárquico e inesperado, será utilizado por Trump, como ejemplo de poder “residual” de sus fuerzas políticas intactas (lo votaron mas de 40 millones de personas) y tiene todas las intenciones de recuperar el poder dentro de cuatro años.-

Porque es un negacionista de la realidad.- Lo que verdaderamente derrotó a Trump, fue la pésima gestión de Salud, que ya se lleva  puesto mas de 200 mil muertos.-

Ni los Demócratas ni los Republicanos resolverán la contradicción interna del Capitalismo en EE.UU, que se sostiene solo por su poder militar, y mientras el dólar tenga el papel de dominación sobre el sistema financiero internacional.- El yuan chino ya le pisa los talones.-

Ahora bien, la cuestión mas importante del país del norte, sino como el nuevo poder político y el poder oculto (las Corporaciones), cuanto serán capaces de evitar una guerra civil.- Lejos de la rivalidad entre un narcisista experto en el uso de la TV (Trump) y un político al borde de la senilidad (Biden), EE.UU. se ve ante un problema grave de identidad cultural, que siempre ha estado latente desde sus orígenes  como país.- La Guerra de Secesión es un ejemplo.-

La conformación étnica y cultural de EE.UU es tan multifacética, que nunca se consolidó como una Nación homogénea.- Tan es así que el país está conformado por 51 Estados Federales, que solo se someten a la Constitución en términos generales, pero que gozan de sus propias Leyes en todos los ámbitos de la política salvo en cuestiones federales.- Además ha vivido en una circunstancia en la cual fueron muy hábiles en ocultar una “grieta” tanto en el aspecto cultural como en lo ideológico.-

EE.UU. está dividido por esa “grieta” en tres regiones: 1) Una zona Este, la de las élites de raiz anglosajona pura, asentada en New York, Boston, Massachuset, Pensilvania, etc-.

En segundo lugar, están los Estados del centro oeste, con zonas eminentemente rurales y petroleros, auténticos conservadores, rústicos siguiendo la tradición “vaquera” del lejano Oeste.- Y luego la zona de California, Los Angeles y Seatle, con las corporaciones de Silicon Valle, asiento de la alta tecnología.-

En realidad Donald Trump quería renunciar a la política imperial, tanto es así que no envió soldados al exterior, ni invadió ningún país para tratar de recuperar la pérdida prosperidad interna, con la relocalización de empresas que se habían ido al exterior.-

Pero como no tenía estirpe política para negociar con el “establishment”, y solo confiaba en sus impulsos endogámicos, su plan fue saboteado por  las élites partidarias de las élites de ideología puritanas de los llamados “Padres Pellegrinos”.-

Esta situación a la que  llegó Trump, es la que tanto temió Richard Nixon, y su consejero Kevin Philip cuando abandonaron el respaldo en oro que tenían en For Nox, y se largaron a emitir dólares cuanto fuera necesario para tapar los gastos financieros de la Guerra de Vietnam y las sucesivas invasiones.- Allí es donde empieza a actuar el famoso CIM, Complejo Industrial Militar, que hizo grandes negocios con la fabricación de armamentos que luego le vendía a su propio país, y a los países periféricos que se peleaban entre sí luego que las operaciones de la CIA, diseñaban el conflicto.- La guerra entre Irak e Irán fue el mejor ejemplo, que costó nada menos que un millón de muertos.- Casi nada.

Nota: Esta historia continuará el próximo lunes.