APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 14 de Septiembre de 2020

EN NOMBRE DEL FEDERALISMO

Escrito por:
Magdalena Reta de Urquiza - Concejal de Juntos por el Cambio

Esta semana que pasó se vivieron momentos de mucha tensión a nivel país, el levantamiento de la policía de la provincia de Buenos Aires, que no pudo ser resuelto por su ministro de seguridad, Sergio Berni, ni por su gobernador, Axel Kicillof. Lo que pasó a ser un problema nacional, y que tampoco pudo resolver la ministra de seguridad de la nación Sabina Frederic, que parece ser una ciudadana más a la hora de hablar y no la responsable del área.

Después de dos hechos llamativos, el anuncio de Nación de enviar Gendarmería y 40.000 millones de pesos para equipar las policías locales del conurbano, y el anuncio de golpe o ¿autogolpe? de Duhalde, parece que en vez de apaciguar el conflicto por la inseguridad tomó mayor fuerza.

Pasados cuatro días de inactividad policial y ante la amenaza de expandirse el conflicto a otras provincias, el presidente dijo en un anuncio que “tuvo que ser muy creativo” para solucionar el conflicto, sacándole un porcentaje de coparticipación a la ciudad de Buenos Aires. Nuevamente, para un profesor de derecho, la medida adoptada se llevó puesta la constitución.

“No disfruto de la Ciudad de Buenos Aires cuando pienso lo desigual que es al resto del país” manifestó el presidente en uno de los feudos peronistas más pobres, el Chaco. Tampoco parece darse cuenta que el conurbano bonaerense, como nuestra ciudad, han sido gobernados por el mismo partido desde la vuelta a la democracia. No hay una sola reflexión ni autocrítica en relación a esto, sí parece molestar un distrito bien administrado, donde todos los argentinos acudimos cuando buscamos servicios de calidad.

Tampoco parecen tener memoria los gobernadores que firmaron el apoyo al “Fondo de Fortalecimiento Fiscal para la Provincia de Buenos Aires” que es “apenas un paso en la construcción de un verdadero federalismo”. Quizá el verdadero federalismo entendido por el partido gobernante es recuperar la situación que había cuando gobernaba la vice presidenta, solo se repartía el 40% de los recursos que recaudaba la nación, porcentaje que llegó casi al 50% en el gobierno anterior. ¿Es que entienden el federalismo como la situación de arrodillar a las provincias para que acudan a mendigar a nación los fondos que le pertenecen? Necesitan arrodillar a la ciudad de Buenos Aires, ya que ese distrito solo necesita 27% de aportes del gobierno nacional, frente al 50% de Córdoba, o el 60% de Entre Ríos.

Hay que premiar a los distritos que parecen ser una caja negra, pero donde viven votos cautivos en condiciones paupérrimas. En los primeros ocho meses del año, el gobernador Kicillof recibió $103.330 millones de transferencias discrecionales del gobierno nacional, por fuera de la coparticipación, es decir un 628% más, en contrapartida, a un amigo que hay que arrodillar, el gobernador Schiaretti de Córdoba, que recibió $13.900 millones, solo un 23% más que en 2019 lo que en términos reales representa una disminución.

En fin, parece que vamos a tener ciudadanos de primera y de segunda, ser cordobés, vivir en CABA o el resto del país serán ciudadanos de segunda frente a la provincia de Buenos Aires que parece haberse constituido en un distrito insaciable, o mejor dicho, un gobernador amigo.