APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 31 de Julio de 2020

Sobre el examen práctico de conductor para mayores de 70 años ¡anual!

Escrito por:
Darío H. Garayalde

He leído con el mayor interés la clarísima nota del Contador Ricardo A. Giménez referido a la obligatoriedad de rendir un examen anual práctico de capacidad conductiva, para quienes aspiren a renovar el Registro de Conductor y sean mayores de 70 años por parte de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Concordia.

Siempre me pareció una medida discriminatoria e injustificable que contraría la capacidad biológica de los seres humanos, pues hace tiempo ya que se sabe que las capacidades de las personas se han prolongado, igual que la extensión de la vida.

Por el contrario, con el paso del tiempo, los seres humanos tienden a cometer menos errores por la acumulación de experiencia, su mayor pericia y también su mayor prudencia.

Esto queda demostrado palmariamente con la simple lectura de los diarios o cualquier otro medio informativo. “La mayor cantidad de accidentes de tránsito la protagonizan personas menores de 50 años y los más graves menores de 30” rara vez encontraremos en esos accidentes a personas “de edad” y si es así, seguramente eran acompañantes. Yo llevo una estadística particular sobre este tipo de sucesos que me demuestra con absoluta claridad lo que afirmo.

Lo que en verdad no sabía, era lo que hace público el Contador Giménez referido a una disposición, él la llama Minuta de Comunicación al Departamento Ejecutivo Municipal, señalando que de acuerdo a las normas vigentes “el examen práctico es solo para quienes aspiren a obtener la Licencia, no para aquellos que soliciten su renovación” , que “no hay motivos para exigir un examen práctico de idoneidad conductiva a los efectos de renovar el carnet de conductor de los mayores de setenta años de edad” por lo que “solicita se comunique a la Dirección de Tránsito se adecúe a la normativa vigente”.

Expresa asimismo “que la situación configura un trato discriminatorio injustificado hacia personas mayores de setenta años, que por estar socialmente activos y en adecuada aptitud psicofísica, se encuentren en igualdad de condiciones respecto a otros conductores de menor edad”.

Creo que esta norma insta claramente al Departamento Ejecutivo a regularizar esta situación con la Dirección de Tránsito y al cese de ese trato injustificado e innecesario. Suena un poco irrisorio que después de manejar durante 50 o 60 años con malos caminos, ripio y barro debamos rendir “examen práctico de capacidad conductiva”. Por último, felicito al Contador Giménez por poner en evidencia esta injusta anomalía.