APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 30 de Julio de 2020

SEMANA MUNDIAL 2020: “Apoyar la lactancia materna, por un planeta saludable”

Escrito por:
Analía Nijamkin

Este año, la SEMANA MUNDIAL está centrada en el impacto de la alimentación infantil sobre el medio ambiente, el cambio climático y la necesidad urgente de proteger, promover y apoyar la lactancia materna para la salud de las personas y del planeta. La lactancia materna es un acto natural y ecológico. La leche materna es un recurso renovable, gratuito, que no produce contaminación ni desperdicio... ¡todo lo contrario! Ayuda a la salud infantil, de la madre y del planeta.

- La lactancia materna a menudo es ignorada por los liderazgos mundiales que luchan por la acción climática y sin embargo, la lactancia materna es la forma más ecológica y segura de alimentar a cada bebé. La lactancia materna produce cero desperdicio y basura, no crea gases de efecto invernadero (GEI) y su huella hídrica es totalmente insignificante. La lactancia materna es un recurso alimenticio, natural y renovable que contribuye a la seguridad y soberanía alimentaria y del agua.

- Las madres lactantes continúan enfrentando barreras estructurales para poder practicar una óptima alimentación. Los variados obstáculos incluyen las prácticas de comercialización que realizan las compañías de alimentos infantiles, las prácticas hospitalarias que no brindan apoyo, los permisos de maternidad insuficientes e inadecuados, las condiciones nada favorables de trabajo y la falta de acceso a una asequible y calificada asistencia y apoyo necesario.

La alimentación natural y ecológica (Green feeding) contribuye a la lucha por la justicia social y la reducción de la pobreza, ya que ofrece protección a los bebés más vulnerables, sus madres y sus familias.

La lactancia materna ayuda a nivelar los presupuestos familiares y desafía las desigualdades en los hogares y comunidades marginadas que sufren mucho más el impacto negativo del cambio climático. El alto costo de las fórmulas y de los alimentos infantiles ultraprocesados es una carga pesada que abruma a los hogares de ingresos bajos y medios.

La lactancia materna garantiza seguridad alimentaria a los bebés y a los niños pequeños, particularmente durante las crisis, emergencias y desastres relacionados con el clima. El cambio climático está provocando un aumento en las emergencias mundiales, como durante la actual pandemia COVID-19, con agudas inundaciones, sequías, incendios y creciente escasez de alimentos, entre otros. Sin duda, la lactancia materna sigue siendo el mejor e insustituible alimento natural y ecológico, el recurso renovable por excelencia, el más económico, el que garantiza la mejor alimentación y calidad para el comienzo de la vida independientemente de otras condiciones, el que proporciona los anticuerpos necesarios y otros elementos protectores únicos, y la mayor seguridad durante los desastres y emergencias locales y globales, siempre y cuando se apoye adecuadamente a las madres para que puedan ejercer su derecho a amamantar.

Recordá que la leche materna es un derecho que tiene tu hijo, no dejes que nada ni nadie les impida el beneficio de este derecho.

Informate, preguntá, no tengas miedo, no te quedes con la duda, ¡buscá apoyo!



Puericultora   Orientación  en Psicología y Duelo Perinatal