APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 25 de Marzo de 2020

25 de Marzo: Día del Niño por Nacer

Escrito por:
C.G.T. Regional Concordia

La vida comienza desde el mismo momento de la fecundación del óvulo. El primero de los derechos humanos fundamentales es el Derecho a la Vida. El Pacto de San José de Costa Rica prevé que el Derecho a la vida estará protegido por ley desde el momento de la concepción. La Convención sobre Los Derechos del Niño establece que todo niño tiene Derecho a la Vida.

Ninguna circunstancia, por grave que parezca, puede justificar ni convertir en legal o moralmente aceptable el hecho de causar la muerte a un ser humano inocente.

El Cristianismo, el Judaísmo y el Islamismo, considerados los tres pueblos Bíblicos porque encuentran sus raíces en las Sagradas Escrituras se refieren a sus leyes y protocolos a la irrestricta defensa del ser humano por nacer.

El día del “Niño por Nacer” es convocante para crear conciencia sobre la defensa del derecho a la vida desde su concepción. Por ello se constituye en particular jornada que llama a la reflexión sobre el importantísimo papel que representa la mujer en el destino de la humanidad y el valor de la vida que porta en su seno.

Por un decreto presidencial del año 1988 se estableció el 25 de marzo “Día del Niño por nacer”. En sus considerandos afirma que “La vida, el mayor de los dones, tiene un valor inviolable y una dignidad irrepetible. El derecho a la vida no es una cuestión de ideología, ni de religión, sino una emanación de la naturaleza humana”.

La complejidad del debate por el respeto a la vida no es por falta de evidencia y ciencia sobre su comienzo ni por falta de enunciados al reconocimiento de la dignidad humana, sino por una compleja y persistente operación de intereses internacionales de sojuzgamiento moral e ideológico, ateo, utilitarista, individualista y materialista.

Proteger la vida humana desde el principio. Preservar nuestros valores nos hace Nación. No permitir presiones e ideas foráneas nos hace soberanos. El niño en gestación está protegido por las leyes internacionales establecidas en la Convención sobre los Derechos del Niño. Las decisiones y resoluciones que tomen o intervengan instituciones públicas o privadas, así también como órganos legislativos, judiciales o administrativos nacionales consideran primordial el interés superior del “Niño por nacer”.

La Confederación General del Trabajo C.G.T. Regional Concordia eleva hoy una plegaria por la madre y el niño en gestación. Considera que se debe trabajar arduamente por la protección de la madre en todos sus estadios para su dignificación social. Una cuestión de estado, vital, primordial y fundante que apunte a un ideal trascendente como lo es el milagro de la fecundación.