APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 28 de Diciembre de 2019

Vida nueva...

Escrito por:
Pablo Sánchez

Es una frase que siempre repetimos, pero terminamos cambiando el calendario que tenemos en la repisa o colgado de un clavo; pero nosotros igual, no cambiamos nada. Hace tiempo el Papa se preguntaba frente a una multitud que lo escuchaba: ¿qué cosa sucede en el corazón del hombre? ¿qué cosa sucede en el corazón de la humanidad? Y agregaba se desperdició un año con mentiras, con injusticias, con guerras, con egoísmo. Debemos ablandar el corazón.

Es cierto lo que Francisco nos dice, por eso me atrevo a invitarlos. No cambiemos solo el viejo calendario, cambiemos nosotros. Construyamos entre todos una vida nueva, más humana, más amable, más justa, más digna. Entre todos podemos construir un año nuevo desde el corazón, desde nuestros mejores sentimientos.

Un mundo, una patria, una familia más unida en el amor, una patria sin grietas que hacen difícil la convivencia entre nosotros, una humanidad sin racismo, sin excluidos, sin envidias, sin egoísmo, que provocan heridas dolorosas en la fraternidad. Quizás es muy serio lo que digo, pero es que sueño y quisiera que todos soñáramos un mundo así, donde nos tendamos una mano, donde el saludo y la sonrisa alegren la vida del otro, donde la amabilidad sea el trato cotidiano y donde la violencia, las guerras, el hambre nos duela a todos, e inquiete nuestra conciencia.

Les pido a los líderes mundiales, no desperdicien un año más, únanse para trabajar por un mundo más humano. A los gobernantes de nuestra patria y de todo el mundo, perseveren en el esfuerzo de gobernar para todos con justicia, donde todos nos sintamos incluidos, especialmente trabajando por los más pobres, los que en su mesa solo tienen sueños y deseos para compartir.

Que los medios de comunicación y los comunicadores sociales, sean la voz de su pueblo e informen con la verdad y desde su lugar se esfuercen por enviar mensajes de paz, que ayuden a erradicar la violencia y la mentira.

Es muy serio lo que deseo, pero creo que entre todos podemos cambiar no sólo el viejo almanaque, sino la sociedad toda. Pero para eso debemos vivir con esperanza, y celebrar la vida que cada día recibimos gratuitamente. Entonces sí, esa vieja frase “Año Nuevo, Vida Nueva”, no anima a cantar a bailar, a brindar por un nuevo año.

Porque no es posible construir algo nuevo sin alegría, por eso en este año que ya está despidiendo, les deseo un feliz 2020 y que lo recibamos sí, sin pirotecnia, pero con muchos abrazos, con deseos de felicidad y cantando y bailando aquella tradicional canción de Alberto Castillo que comenzaba diciendo “Año Nuevo, Vida Nueva, más alegres los días serán, sin problemas, sin tristezas y un feliz año nuevo vendrá”.