APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 15 de Noviembre de 2019

Un tesoro que se nos escapa

Escrito por:

*Diego Fernandez Sasso, MN 82733 coordinador INFOCordón

15 de Noviembre - Día Mundial de la Conservación de la Sangre de Cordón Umbilical (#WCBD19)

Un día para concientizar sobre la importancia de este recurso de gran valor que se recoge tras el nacimiento y que es un proceso rápido, sencillo y totalmente indoloro.

En la Argentina, sólo en el 1% de los partos se colectan y guardan las células madre de cordón umbilical. Su uso actual para trasplantes en pacientes con enfermedades de la sangre, y en particular, el enorme potencial terapéutico que dejan a entrever investigaciones en curso, impulsan a concientizar a la población para aumentar ese porcentaje.

Hasta hace unos años tanto el cordón umbilical como la placenta eran desechados luego del parto. Actualmente se conoce el enorme valor de la sangre contenida en el cordón debido a la presencia de gran cantidad de células madre y su potencial para salvar una vida.

En la actualidad, las células madre del cordón umbilical se aplican como terapia estándar para tratar diferentes enfermedades de las células sanguíneas, afecciones hereditarias del sistema inmune o metabólicas hereditarias, entre otras. En particular, el autotrasplante y el trasplante de células madre de médula ósea y de cordón umbilical para tratar enfermedades de la sangre es un tratamiento establecido y aprobado por organismos internacionales, y se han realizado con éxito en miles de pacientes. En los últimos 25 años se han utilizado en más de 35.000 trasplantes con sangre de cordón umbilical en el mundo.

Las células madre tienen la particularidad de poder dividirse y multiplicarse dando origen a los distintos tipos de células, como ser las sanguíneas o las del sistema inmunológico. Las células progenitoras hematopoyéticas (CPH) presentes en la sangre del cordón umbilical se usan para enfermedades, algunas ya con terapias estándar aprobadas internacionalmente mientras que para otras afecciones aún se está en fase de ensayos clínicos y terapias experimentales. En efecto, científicos de diversas partes del mundo están investigando si las células madre de la sangre del cordón umbilical pueden utilizarse en casos como la asfixia de nacimiento, la parálisis cerebral y el autismo. Aunque estas terapias aún no están disponibles como parte de la práctica médica estándar, se están evaluando en ensayos clínicos en curso y pueden resultar útiles en el futuro.

Tal es el caso del protocolo ENCEL en desarrollo en el Hospital Materno Infantil “Ramón Sardá junto con el Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical del Hospital de Pediatría S.A.M.I.C. "Prof. Dr. Juan P. Garrahan", destinado a tratar a recién nacidos que padecen encefalopatía hipóxico isquémica (EHI), o falta de oxigenación en el recién nacido con células de sangre de cordón autólogas.