APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

CORREO DE LECTORES

Fecha de emisión de correo de lector: 5 de Noviembre de 2019

RECORDANDO A MARIO ALARCÓN MUÑIZ

Escrito por:
Por Darío H. Garayalde para El Heraldo

Conocí a Mario Alarcón cuando era una joven promesa política por su militancia en la UCRI en tiempos de don Raúl L. Uranga.

Mario Alarcón fue electo Diputado Provincial con 23 años en 1958 y fue un integrante de esa Cámara de Diputados que dio el visto bueno a la construcción del Túnel Subfluvial que unió a Entre Ríos con Santa Fe.

El objetivo de don Raúl era “sacar a Entre Ríos del barro” con un plan “para un millón de entrerrianos” basado en la Colonización, Comunicación Vial e Industrialización.

En su vida privada fue un periodista de alma y fue además un promotor de la cultura provincial.

Si bien Mario Alarcón nació en Victoria en 1936, de muy joven su familia se trasladó a Gualeguay donde su padre dirigió el diario “El Debate” y donde Mario aprendió los rudimentos de la que sería su exitosa carrera. Con sus compañeros de colegio funda el periódico “La Voz Juvenil” que llegó a editar 11 números. Años después estudió en la ciudad de Buenos Aires en la Escuela Superior de Periodismo que le dio solidez a su vocación y formación periodística.

De regreso a Gualeguay, hereda la dirección del diario “El Debate” que ocupara su padre. Fue también fundador y primer director de LT 38 “Radio Gualeguay”. Sería luego director del Canal 9 de Paraná.

El destino lo trajo a Concordia donde fue fundador y también director del ya desaparecido “Diario Concordia”.

Sin embargo se despertaría en este inquieto hombre del periodismo una nueva afición: la de locutor, en la que también tuvo éxito como en los festivales de cultura criolla como el “Festival de Diamante” de doma y folklore y además también sería la voz del “Festival del Chamamé” en Federal logrando trascendencia nacional por su rico y ameno lenguaje y su calidez personal.

Su vida tan rica en esa vocación de darse intelectualmente a la gente también, como no podía ser de otra manera, supo volcar en un libro que denominó "Entrerrianías" en 2007 su conocimiento sobre el hombre y el paisaje de esta tierra que Mario tanto amó y también de su historia relatando datos no muy conocidos de la invasión de Giuseppe Garibaldi a la provincia y su éxito lo llevó a una segunda edición en 2011.

Sin embargo sus últimos años sufrió de una solapada (y no tan solapada) persecución política por decir siempre lo que pensaba en cualquier circunstancia, fue insobornable en sus ideas y en su visión de la vida y del acontecer provincial.

La represalia fue quitarle sus conocidos programas “Entrerrianías” y “La Calandria” que deleitaba a un numeroso público en LT 14 controlada por el oficialismo con el que debió lidiar. También le quitaron después de más de 30 años de ser presentador y animador del Festival de Jineteada en Diamante y de Federal por el oficialismo provincial.

Lamentable para una personalidad como la de Mario que en sus últimos años sufriera de esta inmerecida persecución.

Descansa en paz Mario, viejo amigo, te ganaste un lugar en el recuerdo de quienes tuvimos la fortuna de conocerte.