Fútbol

LUIS PARED (25/08/1936 - 7/07/2015) - 21 de Noviembre de 2020 - Nota vista 3123 veces

Un personaje olvidado del fútbol de Concordia

Los que lo conocimos, nunca nos vamos a olvidar del amigo Luisito conocido como el “petiso Pared”, un técnico con toda la picardía en lo futbolístico que podía tener una persona como él. Un 75% era hincha del Club Ferrocarril y el otro 25% del club rojo, Sarmiento, que era simpatizante su señora esposa Marta, de ese matrimonio tuvieron dos hijas, Adriana y Patricia.

Creo que todos los Clubes de nuestra ciudad lo querían tener. En las reuniones con un asado de por medio o una picada, contaba anécdotas que nos hacía reír. Aparte de ser técnico, trajo a clubes de Bs. As. para jugar con algún club de acá o una formación con jugadores locales. Siendo director técnico de Ferro, en la década del 70 lo sacó ocho veces campeón y dirigiendo al club en un regional, trajo de Resistencia Chaco, al mejor número diez que pisó un campo de juego en nuestra ciudad, nacido en Monte Caseros, Santiago “Chanta” Fernández. A su hermano Enrique Humberto, ya fallecido, conocido como Chichín, y también de esa ciudad, a Humberto Maciel, alias Mulato, Fortunato Gonçalvez, alias Piquito, de Villaguay al arquero Luis Velázquez, que hace poco falleció, de Salto, Uruguay a Víctor Hernán Godoy Suarez, de Buenos Aires a Cacho Lima y a Rafael Rímolo, Fue director técnico de muchos clubes tanto de la división A como de la B.

Le habían ofrecido un buen delantero de Uruguayana, Brasil, que cuando estaba en la práctica, hacía ejercicios de boxeador, y le preguntó porque hacia eso y el brasilero le contestó, que él era boxeador no jugador. La forma que lo contaba Luis nos hacía reír. Cuando el equipo contrario avanzaba y estaba cerca de hacer un gol, hacía tirar una pelota al campo de juego y de esa manera el árbitro tenía que parar el avance y hacer lo que se llama en lo futbolístico, un pique. A pesar de conocerlo del barrio, como técnico lo conocí cuando yo siendo directivo del Club Wanderer’s, los bohemios, fuimos en el año 1979 al Regional donde se llegó a jugar la final de la zona en Posadas, contra Guaraní Antonio Franco, y de ahí el ganador jugaba la clasificación al Nacional con el campeón de la zona noroeste, que era San Martín de Tucumán. Me acuerdo que se salió el sábado casi al mediodía y llegamos a la nochecita, listo para descansar. Luisito preparó una bandeja para ir comiendo la cena, en el colectivo, a base de pescado para todos los jugadores, y viajé con ellos para acompañarlos, ya que estaba encargado de los papeles del partido y de sus documentos, que se debía presentar en caso de un reclamo del contrario.

Siempre Luis tenía en cada partido, un as dentro de la manga. Se las sabía todas las trampas para hacerle, al contrario, las trampas estaban bien hechas que no irritaba a los jugadores del otro equipo, todos los respetaban.

Él era amigo de todos los jugadores, tanto del equipo que dirigía como del contrario, a todos de una manera les consiguió un trabajo y esto demuestra lo grande que era Luisito como persona y su corazón abierto y sus brazos extendidos, para ayudar al otro. Dejó un gran legado a su familia y a todos nosotros, que para ser persona no se necesita ser un ser humano únicamente sino una persona sencilla y humilde, sin avaricia, codicia ni envidia y siempre con la verdad en los labios.

Se fue físicamente, pero estará en nuestra memoria y en el corazón de cada uno. Por eso les pido a los dirigentes de los clubes que estuvo, después que pase la pandemia, que hagan una placa en su recuerdo y la coloquen en la casa de la Liga de Fútbol, ya que esta casa es de los clubes y así muchas personas que pasaron por el futbol como jugador o como dirigente.

JORGE LUIS CIUCIO

Ex dirigente  de C. A. Wanderer’s

  • expand_moreComentarios