APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

10 de Octubre de 2020 - Nota vista 1375 veces

Alimentos NO aconsejados en los más chiquitos

Cuando los bebés comienzan a incorporar alimentos queremos ofrecerles de todo, pero no todo es saludable.

La alimentación y la nutrición infantil han ido cambiando a lo largo de los tiempos, gracias a los estudios y avances científicos ¿Qué es lo que sabemos hoy?

Sabemos que la leche materna (o fórmula infantil indicada por el pediatra) debe ser el único alimento hasta los 6 meses, y luego el bebé comenzará a incorporar alimentos que COMPLEMENTAN esa leche. La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna hasta los 2 años o más.

También sabemos cuáles son los alimentos (o productos) que NO debemos ofrecerles a un bebé cuando empieza a comer. Estos son:

Leche de vaca (y sus derivados) hasta el año de vida. Su composición puede causar pequeñas hemorragias en el intestino. Además esta leche interfiere en la absorción de hierro y puede desarrollar anemia.

Carne picada. Se aconseja no dar carne picada hasta los 5 años, porque puede contener la bacteria Escherichia coli que produce Síndrome Urémico Hemolítico, una enfermedad que daña principalmente los riñones (es una de las principales causas de trasplante renal en nuestro país). Lo que podemos hacer es primero cocinar bien un trozo entero de carne y luego picarla.

 Miel. No se sugiere ofrecerla hasta los dos años ya que puede contener un germen que causa botulismo infantil. Ésta es una patología muy grave que genera parálisis en todos los músculos del cuerpo. La cocción de la miel no destruye este germen.

 Alimentos pequeños que puedan irse a por la vía aérea y causar asfixia, como los frutos secos enteros (si picados o sus harinas), legumbres como arvejas o porotos (si pisados como pastitas), uvas, arándanos, etc. Tampoco la zanahoria y manzana crudas.

Vegetales de hojas verdes, como acelga y espinaca. No se sugiere ofrecerlas en grandes cantidades antes del año porque puede causar un trastorno en la oxigenación de la sangre.

 Infusiones de hierbas, ya que pueden causar toxicidad además de interferir la absorción de nutrientes.

Productos ultraprocesados como las galletitas (tampoco las vainillas), cereales de cajas o de colores, gaseosas, golosinas, barritas de cereal, turrones, etc.

Cuando más natural y fresco ofrezcamos los alimentos, menor riesgo de enfermedades tendrá el bebé. Informarnos nos da poder para elegir libremente qué alimentos - y qué vida - deseamos para nuestros hijos.

Verónica Benítez

Licenciada en Nutrición

Asesora en Lactancia Materna

MP 19457

Contenido Relacionado