APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Opinión

Ser + Humanos - 18 de Abril de 2020 - Nota vista 2886 veces

Creer en uno mismo...

Fuente: “El cociente agallas” de Mario Alonso Puig. “Había una joven que sentía pasión por la danza y practicaba sin cesar, soñando con que un día se convertiría en una gran profesional. Cada día anhelaba tener la oportunidad de mostrar su habilidad ante alguien que pudiera cambiar su destino.

Un día se enteró de que el joven director del prestigioso ballet de un país de larga tradición en este arte se encontraba en su ciudad, en busca de nuevos talentos. La joven se apuntó con enorme ilusión y, llena de entusiasmo, dio varios pasos de baile en su presencia. Cuando terminó, le preguntó al director del ballet:

— ¿Qué le ha parecido? ¿Cree que tengo talento para convertirme en una estrella de la danza?

El director la miró a los ojos y le dijo:

— Lo siento, tú no tienes ningún talento para la danza.

La joven se alejó llorando y tiró sus zapatillas de baile a un cubo de basura en su camino de vuelta a casa.

Los años pasaron y aquella mujer aceptó un trabajo sencillo para poder sobrevivir. Se casó y tuvo dos hijos.

Un día, leyó en el periódico que aquel director que ella conoció años atrás había llegado con su prestigioso ballet para dar una función en su ciudad. Ella acudió entusiasmada y se emocionó al ver la belleza y elegancia con la que se movían las bailarinas. Al finalizar la función, y gracias a que conocía a uno de los empleados que trabajaba en el teatro, pudo acercarse a saludar al director.

— Buenas noches, usted no se acordará de mí, pero hace muchos años vino usted a esta misma ciudad en busca de jóvenes talentos.

— Si, me acuerdo perfectamente —contestó el director.

— Yo quería ser una gran bailarina, pero renuncié a mi sueño porque usted me dijo que no tenía talento.

— Si, eso se lo digo a todos.

— ¡Cómo que se lo dice a todos! Yo renuncié a mi carrera de bailarina porque creí lo que me decía.

— Naturalmente —replicó el director—, la experiencia me dice que al final los que triunfan son los que dan más valor a lo que ellos creen de sí mismos que a lo que otros creen de ellos.”

LA CONFIANZA EN UNO MISMO

Creer en uno mismo es otra manera de decir que tenemos confianza, esa seguridad interior que nos indica que lo que nos proponemos podemos lograrlo, por eso, se relaciona con la autoestima. La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito.

Es importante saber que para que otros “crean” en nosotros y nos apoyen en otros proyectos, primero tenemos que creer en nosotros mismos y estar dispuestos a apostarlo todo.

Por eso te digo: “Escucha tu voz interior, no las voces externas, ni la voz de tu familia o amigos debería influirte”. Sólo las personas que piensan de una manera ganadora llegan a conseguir lo que desean en la vida. Estas personas con mente ganadora, pueden escuchar opiniones de los demás para enriquecerse, pero no dejan que nadie decida por ellos, que nadie interfiera en sus planes; cuando alguien de afuera “duda” de su valía personal, creen tanto en sus sueños y en sí mismos, que continúan adelante, firmes en su propósito; jamás van a cancelar su sueño por la opinión ajena.

Por eso: “…no dejes que un comentario como “no tienes talento”; “tú no puedes”; “es imposible”… detenga tu camino, trunque tus sueños”.

LA ACEPTACIÓN ES EL PRIMER PASO

Es clave aceptarnos a nosotros mismos, tal y como somos, con nuestras luces y sombras, para potenciar nuestros talentos y transformar nuestras debilidades; y así, trascendiendo nuestros miedos y limites mentales… haremos que todo nuestro potencial se manifieste. Cuando nos aceptamos y creemos en nuestras posibilidades, esa fuerza se vuelve invencible. El amor y la aceptación hacen que cada persona exprese lo mejor que lleva adentro.

Creer en uno mismo es el paso esencial para comenzar nuevos proyectos, para arriesgarse y embarcarse en nuevas experiencias, para abrirse a lo nuevo y encaminarse a cumplir los sueños; no podremos conocer nuestro potencial si no empezamos a marchar, si no lo ponemos en práctica, si no nos animamos a brillar.

“Cree en ti, ten fe en tus habilidades. Sin una humilde y razonable confianza de tu poder, no puedes ser exitoso o feliz” . Norman Vincent Peale



COACH MARIA INES FRANCISCONI

LIDERAZGO Y VIDA CONSCIENTE

Facebook / Instagram: Ine Francisconi

Contenido Relacionado