APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” Por Dr.Jorge Norberto Mario - 28 de Marzo de 2020 - Nota vista 1763 veces

El cine argentino de la década de los años 20

JOSÉ AGUSTÍN FERREYRA José Agustín Ferreyra, cuyo apodo era “el Negro Ferreyra”, fue un reconocido escenógrafo y director de cine en la etapa de evolución del cine mudo argentino.

Al referirme a las realizaciones de la década de los años 20, es imperioso hablar del Negro Ferreyra; porque vendría a ser el dueño absoluto de la misma porque en estos años realizó 20 películas; de las 42 que totalizó en su carrera cinematográfica desde 1915 a 1941 contando con recursos económicos y técnicos muy modestos, pero demostrando siempre una gran pasión por lo que hacía. Nació en el barrio de Constitución en Buenos Aires en una vieja casa que sus padres alquilaban a los sacerdotes vicentinos; el 28 de agosto de 1889. Su padre fue Juan Ferreyra descendiente de europeos y su madre Manuela Teresa del Corazón de Jesús Saavedra que era de etnia negra.

Fue también un compositor de tangos que, de una manera u otra se vinculaban a los filmes que realizaba. Sus películas tenían un marcado localismo porque sus personajes y situaciones reflejaban el suburbio porteño. Realizó algunos de los primeros filmes de  Libertad Lamarque con los cuales comenzó una etapa de gran penetración del cine argentino en Latinoamérica.

Durante sus estudios primarios se destacó en dibujo y pintura que lo llevó a convertirse en uno de los pri- meros escenógrafos teatrales argentinos, por lo cual llegó al ambiente cinematográfico, y también comenzó a aprender a tocar el violín; pero su mayor aprendizaje lo logró de la vivencia en la calles de su barrio. En su adolescencia comenzó a concurrir al almacén y despacho de bebidas ubicado en Entre Ríos y Garay; ya que su amigo Atilio Malinverno era el hijo del dueño; lugar muy frecuentado por artistas, payadores, pintores y escritores. Participando en sus conversaciones, escuchaba las opiniones y fue adquiriendo conocimientos. Junto con Atilio Malinverno en 1907 fueron los primeros escenógrafos argentinos que trabajaron en el teatro Colón, haciéndolo hasta 1910 bajo la enseñanza del maestro italiano Ferri, llegado a la Argentina desde la Scala de Milán. Dejó el Colón para cumplir el servicio militar obligatorio y una vez finalizado, abrió con Atilio Malinverno un taller de escenografía que mantuvieron en actividad hasta fines de 1914, en que Atilio Malinverno pasó a dedicarse de lleno a la pintura mientras el Negro Ferreyra se enca- minaba al cine iniciándose como director en 1915; y no fue ajeno a la nueva corriente del tango que influiría mucho en la música y también en el cine y el teatro; desde que se incorpora “Mi Noche Triste” de Pascual Contursi y Samuel Castriota, en el sainete “Los Dientes del Perro”, de José González Castillo y Alberto Weisbach cuya puesta en escena estuvo a cargo de Elías Alippi, íntimo amigo de Carlos Gardel y consagrado actor; y fue así que realizó varios filmes con los mismos temas que aparecían en los tangos o directamente inspirados en los mismos, además de los compuestos por él, reflejando el paisaje ciudadano y los dramas personales de sus habitantes; en sus películas “Buenos Aires Ciudad de Ensueño”(1922) y “Melenita de Oro”(1923) sobre el tango de José Bohr; “La Maleva”(1923) sobre el tango de Antonio Buglione; “Mientras Buenos Aires Duerme”(1924); ''Mi Último Tango” estrenada el 19 de mayo de 1925 en el cine Metropol; para luego el 13 de octubre estrenar “El Organito de la Tarde” en los cines Alvear, Gaumont, Paramount y Select Lavalle, sobre argumento de José González Castillo y Cátulo Castillo con la actuación de María Turgenova, actriz, cantante y esposa de José Ferreyra, producida por Colón Film de Luis y Vicente Scaglione. Por iniciativa de  Federico Valle, un impulsor y pionero del cine argentino, en 1930 filmó “El Cantar del Gaucho”, en la que se ensayó una precaria sonorización sincronizada, limitada a un acompañamiento musical donde María Turgenova cantaba un tango; y luego “El Cantar de Mi Ciudad” con un acompañamiento musical; y de hecho que ambos filmes tuvieron serias falencias técnicas; pero en 1931 realizó “Muñequitas Porteñas” que fue el primer largometraje rodado en la Argentina, totalmente sonoro con el sistema Vitaphone.

En 1934 filmó “Mañana es Domingo” donde se des- tacó el actor José Gola; con quien nuevamente traba jó en “Puente Alsina”(1935) y en 1936 dirigió“ Ayúdame a Vivir” con Libertad Lamarque; filme con una innovación introducida -según idea de Libertad Lamarque- que fue una revelación inesperada y la consa gró en toda América. Fue la primera película argentina, que compitió en el mercado cinematográfico latino- americano con Estados Unidos. El sonido de la película significó una mejora considerable respecto de las anteriores con el sistema Sidefon desarrollado y operado por Alfredo y Fernando Murúa, como se anunciaba en los títulos. Dijo Domingo Di Núbila que “José Agustín Ferreyra fue autor de un cine marcado como localista testimonial, que captó la fuerza plástica y la sugerencia de ciertas imágenes de la realidad, preferentemente del arrabal, hasta ser capaz de despertar lágrimas en los espectadores con sólo el enfoque de algunos chicos jugando a la pelota o de desparramar una dulce melancolía con su visión de un organillero alejándose hacia el ocaso”. Mario Soffici -otro destacado director de cine argentino- escribió en la revista “Cine” el 12 de febrero de 1943: “Ferreyra quiso llevar a los pueblos americanos su mensaje espiritual concretado en sus primeras películas. Había captado el alma del arrabal porteño, las vidas sencillas, los conflictos domésticos, los hombres humildes y las niñas románticas...No tuvo suerte.

''Todo le fue de mal en peor”. Manuel Peña Rodríguez opinó acerca de José Ferreyra como “el hombre de los comienzos, constructor sin mucha disciplina. No había en él preparación; por el contrario, hay en él despreocupación, tal vez bohemia anárquica”. Reconoce que ha hecho películas de ambiente rural como  “Campo Ajuera” y “La Vuelta al Pago” pero, agrega, “su legítima fuente de inspiración estará en los motivos humildes de la gran ciudad, en el suburbio y sus flores sentimentales, en el malevaje y las percantas, en las empleaditas propicias al tronchamiento y los patrones licenciosos, en el dolor, los amores y las pasiones de los pobres”. José Agustín Ferreyra desde 1915 a 1942 filmó 42 películas de las cuales fue productor de 4; y en 36 fue autor del guion; siendo en 10 de ellas el director artístico o escenógrafo. Compuso la música de “Calles de Buenos Aires” y solamente actuó en “Una Noche de Garufa” su primer trabajo cinematográfico, siendo su última película “La Mujer de la Selva” del año 1941; falleciendo en la ciudad de Buenos Aires el 29 de enero de 1943 a la joven edad de 53 años; por causa de un cáncer de laringe.

Veamos a continuación el listado total de su filmo- grafía: “Una Noche de Garufa”(1915)- “La Isla Misteriosa” y “La Fuga de Raquel” (1916); “Venganza Gaucha” y “El Tango de la Muerte”(1917); “Campo Ajuera” y “De Vuelta al Pago” (1919); “Palomas Rubias” (1920).

“La Gaucha”(1921)- “Buenos Aires Ciudad de Ensueño”; “La Muchacha del Arrabal” y “La Chica de la Calle Flo- r ida”(1922); “La Maleva”; “Corazón de Criolla”; “Melenita de Oro” y “La leyenda del Puente Inca” (1923); “Odio Serrano”; “Mientras Buenos Aires Duerme” y “El Arriero de Yacanto”(1924)- “El Organito de la Tarde” y “Mi Último Tango”(1925)- “La Vuelta al Bulín”; “La Costurerita que dio Aquel Mal Paso” y “Muchachita de Chiclana”(1926); “Perdón Viejita”(1927); “El Cantar de mi Ciudad” y “La Canción del Gaucho”(1930), “Muñequitas Porteñas” (1931); “Rapsodia Gaucha” (1932); “Calles de Buenos Aires”(rodada en exteriores de la ciudad) y “Mañana es Domingo” (1934); “Puen- te Alsina”(1935); “Ayúdame a Vivir”(1936); “Sol de Primavera”; “Muchachos de la Ciudad” y “Besos Brujos” (1937)- “La Ley que Olvidaron” y “La Que no Perdonó” (1938); “Chimbela”(1939); “El Ángel de Trapo”; “Pájaros Sin Nido”(1940) y “La Mujer y la Selva”(1941)  

Contenido Relacionado