APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Espectáculos

4 de Enero de 2020 - Nota vista 1219 veces

Películas argentinas de 1911 a 1920 "El último malón"

“El Último Malón” es una producción argentina del año 1917, de 62 minutos de duración; que se estrenó el 4 de Abril de 1918; con producción, guion y dirección de Alcides Greca; quien era jurista, periodista y escritor.

Alcides Greca filmó esta película en la región de la que era oriundo, San Javier, Provincia de Santa Fe,  

en una época en que casi toda la producción Cinematográfica argentina se concentraba en la ciudad de Buenos Aires. No se indican en los escritos ningún nombre de los actores, como tampoco quien fue el autos de la fotografía que a lo largo del relato es elocuente e interesante.

La historia es una reconstrucción de la rebelión indígena de los Mocovíes en San Javier, al norte de la Provincia de Santa Fe -ubicada exactamente a 140 km al norte de la ciudad de la ciudad de Santa Fe- que ocurrió durante la mañana del 21 de Abril de 1904. Al principio se expone la situación que debido al avance de la civilización se le ha ido reduciendo el territorio a los indios, los que van siendo despojados de tierras. El cacique Bernardo López, gozaba de los beneficios del gobierno en una tierra otorgada oficialmente; mientras que los indios liderados por el hermano Salvador Jesús López reclamaban la devolución del territorio que se le fue quitando a su pueblo. En ello están también involucrados los comerciantes que han introducido el alcohol entre los indios -cosa que desconocían- y les enseñaron a beber para explotarlos; y cuando se sobrepasaban de la medida, venía la policía, los apaleaba y se los llevaban presos, o los echaban de las pulperías a patadas a la calle.

Los estancieros se han ido apoderando de las tierras expropiadas; la Policía y el Ejército sólo parecen estar ahí para reprimir a los empobrecidos indios y no para controlar las circunstancias adversas para ellos.

Salvador Jesús, líder indígena es el personaje al que sigue la historia, que va reuniendo a toda la indiada de la zona para finalmente provocar una ataque masivo al pueblo de San Javier y estancias del lugar.

“El hecho histórico ocurrió y a los indios los masacraron”, situación sobre la que la película no deja lugar a dudas. El punto de vista desde el cual se presenta al indio es coherente: la derrota del malón tiene que ver con las divisiones internas de los propios indios. Mientras que los habitantes de la ciudad estaban todos unidos y preparados esperándolos, los hombres subidos a los techos con armas largas los balean sin compasión y la policía atricherada en las calles hace lo mismo por lo que quedaron expuestos a una balacera infernal; y hasta se detalla el falseo de la información que el hombre blanco recibe sobre el indio. A Rosario llega la noticia de que se acercan tremendas hordas de indios a San Javier, cuando eran tan solo un puñado de 50 o 60 indios que fueron reducidos rápidamente. El hombre blanco es visto de manera negativa, en tanto se lo acusa de introducir el alcohol en la vida del indio, así como se habla del hecho de cómo se les despojando paulatinamente de su tie-rra y se los dejó sin nada.

Del ataque al pueblo salen muy mal parados, y los pocos indios sobrevivientes huyen hacia el Chaco, evitando las poblaciones del norte santafecino para poder escapar sin inconvenientes. Las escenas filmadas llevan intercalado titulados que van explicando la acción argumental por tratarse de una pelícla muda.

“El Último Malón” fue rescatado del olvido en 1956 por Fernando Birri y la Escuela Documental de Santa Fe, con la exhibición de una copia original de 35mm.; a los alumnos del Instituto de Cinematografía; propor- cionada por la familia de Alcides Greca. En 1968 el Cineclub Rosario gestionó una reducción a 16mm. que fue realizada por el técnico Fernando Vigévano. Dado que la copia en 35mm. hoy se considera perdida, la versión que se exhibe se realizó a partir de la reducción a 16mm., conservada por el Museo del Cine. Pueden verla si lo desean por internet siendo “El Ultimo Malón” es otra joyita de la época muda de nuestro cine.

Contenido Relacionado