APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

7 de Octubre de 2019 - Nota vista 826 veces

Palabras del titular de la Sociedad Rural de Concordia

Discurso del presidente de la Sociedad Rural de Concordia, Ricardo Azcué en el acto central de la 125 exposición de ganadería, industria y comercio en el predio ferial en Cambá Paso.

Para mí es una gran satisfacción Presidir una institución que desde 1898 está junto al productor agropecuario, propiciando adelantos técnicos, analizando sus problemas y proponiendo acciones que permitan el desarrollo de la actividad agropecuaria.

Desde hace muchos años la SRC participa junto a otras instituciones, Inta, ASODECO, Consejo Municipal de la Producción, y otras, que buscan dar soluciones a los problemas comunes de la sociedad, el crecimiento y desarrollo de la ciudad de Concordia y zona de influencia.

El productor agropecuario, enfrenta diariamente inconvenientes en su actividad, que en un breve repaso las citamos:

 Los climáticos, (seca, excesos de lluvia, heladas, granizo) al cual nos adaptamos para poder superarlos.

Caminos con insuficiente mantenimiento por parte de Dirección Provincial de Vialidad. Se necesita reconocimiento político de sus problemas, reconocerlos es un signo de grandeza, para así poder generas soluciones.

Distancias alejadas de las escuelas rurales para poder dar buena educación a nuestros hijos, de los centros de salud, de insumos para vivir y producir, etc.

Se suma a todo esto la falta de conectividad a internet y poca señal telefónica en zona rural.

Elevadísimo costo energético que sufrimos los productores entrerrianos, afectando en alto grado a actividades regionales de alto consumo eléctrico.

Alta presión impositiva, con superposición de impuestos nacionales, provinciales.

Falta de política crediticia a tasas accesibles y a largo plazo.

A pesar de todos estos inconvenientes decidimos seguir invirtiendo en producir y hacemos lo que sabemos con amor y pasión.

¿Se puede mejorar? ¡Sí podemos hacerlo!

Debemos insistir una vez más en la baja del gasto público improductivo, tanto nacional, provincial, y municipal, de este modo poder bajar la presión tributaria, que asfixia y frena el desarrollo productivo del país.

De esta manera lograr el superávit tan deseado y poder beneficiar el desarrollo de las empresas que generaran empleo genuino.

De no atacarse el fondo del problema será imposible tener políticas de mediano y largo plazo que permita una mayor producción, desarrollo y CRECIMIENTO tan anhelados. Esto también es imprescindible para poder tener tasas de interés bajas que incentiven la inversión que crean nuevos puestos de trabajo.

El campo y la agroindustria son eficientes, tratamos de mejorar día a día para producir alimento de manera SUSTENTABLE para la Argentina y el mundo.

¡Pero esto que describimos no alcanza!

Se requiere el acompañamiento de políticas públicas a largo plazo que apoyen y den previsibilidad al futuro.

Libertad de mercados estimulando la producción, sin controles de precios de organismos intervencionistas, que en épocas pasadas ya fracasaron.

Respeto irrestricto de la propiedad privada y a la libertad de expresión, como lo dice nuestra constitución nacional.

¡El trabajo dignifica a la persona!

¡EL ASISTENCIALISMO mal manejado, SOLO GENERA DEPENDENCIA!

Solo tendremos un país desarrollado si mejoramos la educación, y promovemos inversiones que generan trabajo que traen aparejado disminución de la pobreza y una mejora en la calidad de vida y dignidad para sus ciudadanos.

Necesitamos dirigentes políticos que llamen a una mesa de consenso con nuestro sector, en cada una de éstas problemáticas, estamos dispuestos a trabajar en ello.

Como dijo Juan Bautista Alberdi, (autor intelectual de la constitución Argentina):

“No hay libertad para el hombre donde su seguridad, su vida y sus bienes están a merced del capricho de un mandatario”.

             MUCHAS GRACIAS.

Contenido Relacionado