APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Salud

12 de Septiembre de 2019 - Nota vista 338 veces

Declaran el estado de Contingencia Sanitaria en la provincia

La medida permitirá de modo permanente -y con celeridad- darle las herramientas al comité de crisis que presidirá la ministra de Salud, Sonia Velázquez, y que tiene como objetivo activar políticas precisas a tono con la coyuntura.

La salud, como sector particular y muy complejo está asistiendo a un incremento sostenido de la demanda que se origina precisamente, en la profundización de las crisis social y que lleva como elemento de peligro concurrente a que los indicadores de los índices de cobertura de las obras sociales se noten decreciendo.

Por otro lado, está culminando la transición epidemiológica y demográfica en la que las enfermedades crónicas no transmisibles representan el 70 por ciento de la carga de la enfermedad.

Es por ello que el Ministerio de Salud de la Provincia,  a través de la resolución 3.415, declaró el estado de contingencia sanitaria pública hasta el 31 de diciembre próximo.

Mediante el artículo 2 se faculta al comité de crisis y a los efectores públicos que correspondan a tomar las medidas a tono con las circunstancias sobre todo las referidas a prevención. Dotando a todos ellos de la red de recursos materiales, humanos y financieros para afrontar la emergencia, incluso, junto al efector privado. Este marco legal permitirá finalmente sostener con menos carga burocrática, aunque siempre regulada, las inversiones que haya que realizar en todo sentido en el marco de las imperiosas necesidades sanitarias y prestacionales que emerjan de la demanda y de hecho en un todo de acuerdo con lo que resuelva el comité de crisis.

En síntesis, es importante tener un marco normativo de estas características que sustente un ámbito institucional estratégico como el comité de crisis para realizar intervenciones oportunas, rápidas y con pertinencias técnicas.

Hoy emerge como problema central la falta de camas para contener la demanda en lo que hace a las unidades de terapia intensiva para adultos.

La devaluación de nuestra moneda -que impacta fuertemente en la compra de insumos ajustados casi todos a valor dólar-, la invasión de pacientes que se van volcando al sector público, motivaron al Ministerio de Salud a crear un comité de crisis con la idea de mejorar la planificación, establecer el protocolo operativo ante la demanda de camas y optimizar el uso de los recursos económicos.


La salud, como sector particular y muy complejo está asistiendo a un incremento sostenido de la demanda que se origina precisamente, en la profundización de las crisis social y que lleva como elemento de peligro concurrente a que los indicadores de los índices de cobertura de las obras sociales se noten decreciendo.

Por otro lado, está culminando la transición epidemiológica y demográfica en la que las enfermedades crónicas no transmisibles representan el 70 por ciento de la carga de la enfermedad.

Es por ello que el Ministerio de Salud de la Provincia,  a través de la resolución 3.415, declaró el estado de contingencia sanitaria pública hasta el 31 de diciembre próximo.

Mediante el artículo 2 se faculta al comité de crisis y a los efectores públicos que correspondan a tomar las medidas a tono con las circunstancias sobre todo las referidas a prevención. Dotando a todos ellos de la red de recursos materiales, humanos y financieros para afrontar la emergencia, incluso, junto al efector privado. Este marco legal permitirá finalmente sostener con menos carga burocrática, aunque siempre regulada, las inversiones que haya que realizar en todo sentido en el marco de las imperiosas necesidades sanitarias y prestacionales que emerjan de la demanda y de hecho en un todo de acuerdo con lo que resuelva el comité de crisis.

En síntesis, es importante tener un marco normativo de estas características que sustente un ámbito institucional estratégico como el comité de crisis para realizar intervenciones oportunas, rápidas y con pertinencias técnicas.

Hoy emerge como problema central la falta de camas para contener la demanda en lo que hace a las unidades de terapia intensiva para adultos.

La devaluación de nuestra moneda -que impacta fuertemente en la compra de insumos ajustados casi todos a valor dólar-, la invasión de pacientes que se van volcando al sector público, motivaron al Ministerio de Salud a crear un comité de crisis con la idea de mejorar la planificación, establecer el protocolo operativo ante la demanda de camas y optimizar el uso de los recursos económicos.


Contenido Relacionado