APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

6 de Septiembre de 2019 - Nota vista 435 veces

Stratta se reunió con el promotor de la ley de emergencia alimentaria

La provincia continúa compensando con partidas propias la contención social.

La ministra de Desarrollo Social de Entre Ríos, Laura Stratta, abordó con el diputado nacional Daniel Arroyo, uno de los impulsores de la ley de emergencia alimentaria, las estrategias que la provincia viene aplicando para llevar respuestas integrales frente al crecimiento de la demanda de contención de amplios sectores de la población entrerriana.

Entre Ríos en materia alimentaria viene reforzando las partidas presupuestarias para dar respuesta al aumento de la demanda, además de afrontar el incremento de costos y compensar el congelamiento de fondos destinados por la Nación.

Stratta, mantuvo este miércoles por la tarde un encuentro con el diputado nacional Daniel Arroyo, especialista en desarrollo local y humano, economía social y planificación social, y uno de los impulsores de la ley de emergencia alimentaria.

En la oficina del diputado en el Congreso de la Nación, dialogaron sobre la repercusión de las políticas del gobierno nacional en la situación social y alimentaria que afecta a las provincias, entre ellas Entre Ríos; como así también sobre la preocupación ante el persistente congelamiento de las partidas nacionales destinadas a la contención de los sectores más vulnerables. El gobernador Gustavo Bordet ha marcado al desarrollo social, la salud y la obra pública como prioritarios y en ese camino, realizamos un gran esfuerzo entendiendo que el rol indelegable del Estado es acompañar a quienes más nos necesitan en tiempos tan difíciles, fortaleciendo las estrategias alimentarias”, indicó Stratta. En ese sentido manifestó: “Venimos tejiendo redes de contención, dialogando con diferentes actores, escuchando y poniendo en común las estrategias que venimos trazando en la provincia, y en ese sentido, mantuvimos una reunión muy positiva con Daniel Arroyo. Trabajamos alrededor de dos ejes, por un lado la coyuntura actual y la necesidad de la declaración de la emergencia alimentaria para transferir recursos a las provincias que nos permitan fortalecer las estrategias que venimos llevando adelante, teniendo en claro que hoy eso es una prioridad”.

Añadió: “Además, pusimos en común el trabajo que venimos realizando con los emprendedores a través de diferentes herramientas para la consolidación de la economía social y hablamos de la importancia de poder profundizar las políticas sociales también en torno a la agenda de género, los adultos mayores, los jóvenes y las personas con discapacidad, que hoy se encuentran en situación de vulnerabilidad ante el retroceso del Estado nacional”.

Respecto de las políticas alimentarias Stratta indicó además: “En la provincia hacemos un monitoreo permanente, a través de 24 escuelas testigo que tenemos en diferentes localidades”.

También informó que Entre Ríos en materia alimentaria viene reforzando las partidas presupuestarias para dar respuesta al aumento de la demanda, además de afrontar el incremento de costos y compensar el congelamiento de fondos destinados por la Nación.

Tal es el caso de los fondos enmarcados en el denominado Plan Nacional de Seguridad Alimentaria Abordaje Federal (conocidas como la prestación Tarjeta de Riesgo Social), para el cual en 2015, al inicio de la gestión, el Estado nacional aportaba el 73 por ciento del presupuesto de este programa, mientras que el gobierno entrerriano destinaba el 27 por ciento restante.

Es decir, que el presupuesto nacional anual era de 70.560.000 pesos, mientras que la provincia debía cubrir 26.040.000 pesos. Esa distribución de gastos en la actualidad se modificó sustancialmente a raíz del congelamiento de fondos que realizó la Nación: ahora la provincia afronta el 75 por ciento del programa, destinando un presupuesto anual de 279.072.000 pesos, mientras la nación cubre el 25 por ciento restante, que equivale a 91.728.000 pesos. A ello se suman los recursos destinados a los programas de riesgo nutricional y de celiaquía, dos complementos aportados por la provincia.


Contenido Relacionado