APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Ciencia

4 de Septiembre de 2019 - Nota vista 660 veces

Las brújulas de Greenwich están a punto de hacer algo que no han hecho en 360 años

Dentro de las próximas dos semanas las brújulas del Real Observatorio de Greenwich en Londres, el que fijó el famoso meridiano, harán algo nunca visto en 360 años. Sus agujas apuntarán al norte verdadero (o norte geográfico).

Como explica el observatorio astronómico en un comunicado, el ángulo que forma una aguja de la brújula entre el norte verdadero y el norte magnético se llama declinación. A medida que el campo magnético cambia todo el tiempo, también lo hace la declinación en cualquier lugar dado. Para los últimos cientos de años en el Reino Unido, la declinación ha sido negativa, lo que significa que las brújulas han apuntado al oeste del norte verdadero.

La línea de declinación cero, llamada agónica, se mueve hacia el oeste a un ritmo actual de alrededor 20 km por año. Para este mes de septiembre, por primera vez desde 1660, la aguja de la brújula apuntará directamente al norte verdadero en Greenwich antes de girar lentamente hacia el este.

El Real Observatorio de Greenwich se estableció en 1676 y desde 1836 el sitio albergaba un observatorio magnético especializado. El observatorio ayudó a establecer la definición de longitud cero, allanando el camino para un sistema de referencia global para mapas y navegación que conocemos hoy como el meridiano de Greenwich y con él, la hora media de Greenwich (GMT). Los instrumentos fueron trasladados en 1926 a Abinger, al sur de Londres, cuando la electrificación de los ferrocarriles finalmente hizo imposible medir el campo magnético en Greenwich.

Impacto en la vida cotidiana

«En algún momento de septiembre, la agónica se encontrará con la longitud cero en Greenwich. Esto marca el primer momento desde la creación del observatorio que los sistemas de coordenadas geomagnéticas y geográficas han coincidido en este lugar», explica Ciaran Beggan, especialista en geomagnetismo del British Geological Survey (BGS).

«La agónica continuará pasando por Reino Unido durante los próximos 15 a 20 años. Para 2040, todas las brújulas probablemente apuntarán hacia el este del norte verdadero», añade. «Actualmente, es imposible predecir cómo cambiará el campo magnético durante décadas o siglos, por lo que la brújula bien puede apuntar al este del norte verdadero durante otros 360 años en el Reino Unido».

Eso sí, como apunta Beggan, la coincidencia será solo en Greenwich, ya que «la línea de declinación no es recta ni uniforme». Por ese motivo, no ocurrirá lo mismo en el resto de puntos del meridiano cero, que en España pasa cerca de Monte Perdido (Huesca), en los Pirineos, por la autopista Zaragoza-Fraga -donde hay un arco que lo indica- y por algunas localidades de Alicante.

El equipo enfatizó que la declinación cero en Greenwich no tendrá ningún impacto en la vida cotidiana.

«Las brújulas y el GPS funcionarán como siempre; no hay necesidad de que nadie se preocupe sobre cualquier trastorno en la vida diaria», asegura Beggan.

El polo magnético norte de la Tierra se ha estado desplazando tan rápido en las últimas décadas que el pasado febrero los científicos lanzaron una actualización con la localización exacta del norte magnético, una operación normal que, sin embargo, se adelantó casi un año. ABC Ciencia


Contenido Relacionado