APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

4 de Septiembre de 2019 - Nota vista 901 veces

Un chico de 14 años, asesina a tiros a cinco miembros de su familia en EE.UU.

De las cinco víctimas, tres murieron en la casa y los otros dos horas más tarde en el hospital.

Una nueva tragedia con armas de fuego -en esta ocasión, circunscrita al ámbito familiar más íntimo- sacude a EE.UU. Un chico de 14 años de Alabama mató a tiros a los cinco miembros de su familia.

Ocurrió el lunes por la noche en la localidad de Elkmont, un área rural del estado sureño, hacia las diez y media de la noche, hora local. El joven llamó al teléfono de emergencias e informó que estaba en el sótano y que había escuchado tiros en la parte de arriba de la casa.

La historia cambió cuando el chico fue trasladado a dependencias policiales esa misma noche e interrogado sobre lo sucedido. «Había discrepancias en su historia», aseguró el portavoz de la oficina del Sheriff del condado de Limestone, Stephen Young, a la televisión local WAAY31. «Cuando le preguntamos sobre sus familiares confesó que los había matado y que había tirado una pistola de nueve milímetros en los alrededores».

El arma fue encontrada la mañana del martes con la colaboración del sospechoso. En el incidente falleció toda su familia inmediata: su padre, su madrastra y sus tres hermanos. Tres de ellos fallecieron en el lugar de los hechos y otros dos, trasladados de urgencia en helicóptero para su atención médica, fallecieron en el hospital.

La matanza se produce poco después de dos casi seguidas en otro estado sureño, Texas, donde a principios de agosto un hombre mató a 22 personas en un centro comercial de El Paso y donde la semana pasada otro atacante abrió fuego desde un coche mientras huía de la policía y acabó con la vida de otras siete personas.


Contenido Relacionado