APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” - Por Dr. Jorge Norberto Mario - 31 de Agosto de 2019 - Nota vista 600 veces

Pioneros del cine argentino: José Bustamante y Ballivián 

Fue un periodista, político, director de cine y guionista peruano. Instalado en Argentina trabajó para el empresario cinematográfico Federico Valle que entre 1914 y 1915 instaló un laboratorio para colocar los títulos a películas extranjeras -época de cine mudo- y producía películas de propaganda comercial.

 A estas últimas Bustamante y Ballivián les daba tal originalidad y valores didácticos que en algunos casos llegaron a exhibirse centenares de veces, en ocasiones reclamadas por el público. En 1924 José Manuel Moneta que iba a trabajar durante 1925 en el observatorio meteorológico permanente creado en 1904 en las Islas Orcadas acordó con Valle hacer una filmación en dichas islas.

Con esas tomas y su capacidad Bustamante “montó” una simpática historia sobre una familia de pingüinos y si bien posteriormente la película se quemó en el incendio acaecido en el estudio de Federico Valle; se la pudo rehacer con una nueva filmación realizada por Moneta.

Cabe destacar que José Bustamante y Ballivián escribió el libro para la película muda “El Toro Salvaje de las Pampas” producida por Federico Valle y dirigida por el italiano ,Carlo Campogalliani que fue uno de los mayores éxitos de la empresa. El título aludía al apodo de Luis Ángel Firpo, boxeador que en ese momento gozaba de enorme popularidad después de la legendaria pelea en que sacó del ring de un puñetazo al campeón mundial Jack Dempsey.

El filme, que incluyó varias peleas boxisticas; unas ficticias y otras auténticas tomadas del Film Revista sigue la historia de un pugilista que deja el boxeo para olvidar una desgracia, pero vuelve a pelear cuando su hijo se enferma y necesita atención y remedios. En 1922 Bustamante y Ballivián dirigió el filme mudo “Milonguita” con un guión propio basado en el personaje del tango del mismo nombre de Enrique Pedro Delfino, utilizando juegos de planos, acción paralela, contraluces y demás invenciones del director estaunidense D. W. Griffith de quien era admirador. Se estrenó en el mes de Abril de 1922 y fueron sus protagonistas Atilio Calandra y María Esther Lerena. Posteriormente en 1930 el peruano codirigió con Arturo S. Mom la película “El Drama del Collar” que por deficiencias de sonido recién naciente nunca fue estrenada. José Bustamante y Ballivián colaboró en la edición de textos del Film Revista Valle, el primer noticiero argentino que durante diez años consecutivos apareció semanalmente y que con la llegada del sonido, en junio de 1930, pasó a llamarse Actualidades Sonoras Valle.

En 1934 se estrenó “Riachuelo” película dirigida por Luis José Moglia Barth y cuyo argumento y guión fueron preparados por José Bustamante y Ballivián en una sola noche a cambio de 500 pesos; pese a la rapidez fueron los “de más sólida escritura entregados a un director de cine argentino hasta ese entonces, porque incluyó los componentes de trama, lógica caracterización, continuidad y dosificación de atracciones que evidencian la imaginación y profesionalidad de su autor. El estudioso del cine argentino Claudio España escribió que “El argumento encomendado al peruano José Bustamante Ballivián ... fue el guión más cinematográfico entre los producidos en Buenos Aires hasta la fecha, si bien muchos de sus componentes salían del sainete y del tango, todos los personajes se volvían queríbles, eran humanos y tenían el aliento poético suficiente como para no quedar abandonados en la pantalla una vez que el espectador dejara la sala”. Regresado a su país José Bustamante y Ballivián se desempeñó como director del diario “El Universal” de Lima ​y en las elecciones del 22 de Octubre de 1939 fue elegido senador del Congreso peruano. Otros trabajos suyos fueron “Allá en el Sur” y “Patagonia” ambas del año 1920.-

No se registran sus fechas de nacimiento y fallecimiento.


Andres Ducaud


Andrés Ducaud fue un arquitecto, director y escenógrafo, técnico de animación y jefe de dibujos animados de origen francés, nacionalizado argentino, que forjó una destacada carrera durante el nacimiento de la industria cinematográfica en nuestro país.

El prodigioso Andrés Decaud, viajó desde muy chico a la Argentina, iniciándose en el mundo del cine mudo gracias a la dirección de Federico Valle, por quien fue integrado a su companía “Cinematografía Valle”.

 Junto a Quirino Cristiani y Diógenes Taborda colaboró con el primer largometraje de la historia del género de dibujos animados de la Argentina y del mundo titulado “El Apostól” del año 1917, que se refería satíricamente a la política de Hipólito Yrigoyen.

Para esta película construyó las maquetas para la secuencia del incendio de Buenos Aires, mientras que el texto dependió de Alfonso de Laferrére. Posteriormente, en 1922, trabaja como escenó grafo en el film “La Muchacha del Arrabal”, encabezada por elegantes figuras de la época como Jorge Lafuente, Carlos Dux  y Lidia Liss. Un año después el 1ro. de Junio de 1923 Quirino Cristiani acusó a Andrés Decaud y Rafael Parodi  por falsificación de patente de invención y pidió que se les condene al máximo con la pena establecida en el artículo 53 de la ley número 111.

Fueron sus trabajos participativos: 1917: “El Apóstol”; 1918: “La Carmen Criolla” o “Una Noche de Gala en el Colón”; 1918: “Abajo la Careta” o “La República de Jauja”, 1922: “La Muchacha del Arrabal”.

Andrés Decaud falleció poco después de cerrarse la empresa Cinematográfica Valle por haber ingresado en bancarrota; en la ciudad de Buenos Aires.

Se desconoce las fecha de nacimiento y fallecimiento.

Contenido Relacionado