APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” Por Dr. JOrge Norberto Mario - 24 de Agosto de 2019 - Nota vista 491 veces

Pioneros del cine argentino: Atilio Lipizzi

Atilio Lipizzi fue un fotógrafo, empresario y director de cine, otro de los pioneros de la industria cinematográfica en Argentina; que nació en Roma (Reino de Italia) el 26 de Julio de 1867.

Había trabajado en los últimos años del siglo XIX como electricista y proyectista en el espectáculo de su connacional Leopoldo Fregoli, un famoso transformista, que incluía cortometrajes sin sonido, y adquirió así un cierto conocimiento de los secretos del nuevo arte. Por el año 1904 se trasladó a la Argentina y se radicó en Buenos Aires; inicialmente se dedicó al comercio vinculado al cine y pasó después a la distribución de filmes.

En un cine de Mar del Plata, Atilio Lipizzi conoció a Mario Gallo quien hacía unos meses también había llegado de Italia y tocaba allí el piano que era su trabajo rentable, y trabaron una buena amistad por ser compatriotas. Lipizzi le propuso encarar el negocio cinematográfico; por lo que Gallo se consiguió una filmadora y realizó “La Revolución de Mayo” que según algunos historiadores fue la primer película nacional de carácter argumental; porque la primer película fue “La Bandera Argentina” un documental de Eugenio Py del año 1897.

Mario Gallo enseguida filmó otra “El Fusilamiento de Dorrego” razón por la cual existe variación de opiniones para atribuir a cual de las dos es que se trata de la primer película argumental, ya que las dos se estrenaron el mismo año.

En 1915 Atilio Lipizzi fotografió “Una Noche de Garufa”, la primera película de José Agustín Ferreyra, otro de los grandes directores que cimentaron posteriormente el cine argentino; película que se exhibió un solo día en el cine Colón, frente a la Plaza Lorea de la ciudad de Buenos Aires. Dice Jorge Miguel Couselo  que la película “debió estar influida casi hasta el memetismo por el cine cómico más primario, y ser una suerte de trasplante de las explícitas piruetas de Toribio Sánchez o las primeras, todavía incipientes, del prestamente evolucionado Max Linder.”

Un año después en 1916 Atilio Lipizzi dirigió “Resaca”, una éxitosa película cuya temática suburbana se basada en una obra teatral de Alberto Weisbach, con la actuación de Luis Arata, Camila Quiroga y Pedro Gialdroni y en 1917 incursionó con otra película cuya historia se desarrolla durante la época rosista; de la que ya se había hecho referencia y tenido en cuenta en las películas “Camila O’Gorman”(1909) y “Amalia”(1914) que se tituló “Federación o Muerte”, basada en un folletín del comediógrafo Gustavo Caraballo, que interpretaron Lea Conti e Ignacio Corsini, que venía progresando como cantante. Atilio Lipizzi fue dueño de una galería o estudio de filmación y laboratorios propios para el revelado y montaje de las películas; y entre sus colaboradores se encontraban José Agustín Ferreyra luego gran director de cine y el actor, luego escenógrafo, productor y director de cine argentino Edmo Cominetti.

Lipizzi se retiró finalmente de la actividad cinematográfica, al parecer debido a la poca fortuna obtenida con los filmes de su producción “El movimiento Continuo” y “A las Nueve en el Convento”; que no le retribuyeron lo invertido,

falleciendo en la ciudad de Buenos Aires el 16 de Mayo

 de 1939 a los 71 años.

Contenido Relacionado