APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Ecología

2 de Agosto de 2019 - Nota vista 1292 veces

Encuentran centenares de renos muertos en un archipiélago del Ártico por una insólita lluvia

La precipitación ha formado una capa de hielo en la tundra que ha dificultado el pastoreo de los animales.

Unos 200 renos han sido encontrados muertos debido al hambre en el archipiélago noruego de Svalbard, en el Ártico, un número inusualmente alto que se explica por el cambio climático en la región, dijo el lunes el Instituto Polar Noruego.

Durante el control anual de la población de renos salvajes en este grupo de islas, a unos 1.200 km del Polo Norte, tres investigadores del Instituto Polar han detectado este verano unos 200 cadáveres de renos, que murieron de hambre durante el pasado invierno.

El jefe del proyecto del censo, Åshild Ønvik Pedersen, ve este «alto grado de mortalidad» como consecuencia del calentamiento global, dos veces más rápido en el Ártico que en el resto del mundo según los climatólogos.

«Este año, observamos una mortalidad muy alta de animales y esto se debe a las abundantes lluvias, que son problemáticas», dijo a la AFP. «El cambio climático hace que llueva mucho más, la lluvia cae sobre la nieve y forma una capa de hielo en la tundra, lo que significa que las condiciones de pastoreo de los animales son muy malas», agregó.

Los renos generalmente se alimentan de líquenes y otros brotes de vegetales que encuentran en invierno a través de la nieve con sus pezuñas. Sin embargo, la alternancia de heladas y deshielos puede formar una o más capas impenetrables de hielo que los privan de alimentos.

Es común que los animales mueran de hambre, dice Ønvik Pedersen, pero este nivel de mortalidad solo se ha registrado una vez en el invierno de 2007-2008 desde la población de renos de la zona comenzó a ser monitoreada hace 40 años.

 Esta alta mortalidad también se debe a un claro aumento en el número de renos en el archipiélago noruego, que compiten por las mismas áreas de pastoreo, dijo el investigador.

Según el Instituto Polar Noruego, el número de renos en Svalbard, un territorio dos veces más grande que Bélgica, se ha duplicado desde la década de 1980, también en parte debido al cambio climático y los veranos más cálidos, para alcanzar hoy alrededor de 22.000 cabezas.


Contenido Relacionado