Interés General

8 de Junio de 2019 - Nota vista 269 veces

La importancia del control de alimentos

¿Por qué es importante implementar políticas que mejoren el control sobre los alimentos? Esta pregunta puede tener muchas y variadas respuestas. A continuación voy a ahondar sobre esta problemática.

Sabemos que el método más utilizado para analizar un alimento es la inspección, nosotros mismos nos damos cuenta si un alimento se encuentra en mal estado al verlo u olerlo. Pero este método de inspección no alcanza únicamente para llegar a los objetivos planteados en leyes y reglamentos a nivel mundial.

Debemos tener en cuenta que todos aquellos que forman parte del control de los alimentos, ya sea en el ámbito privado o estatal, deben tener una formación integral que se base en lo nutricional, cultural, social, político y económico.

Muchas veces los organismos oficiales no cuentan con dependencias bromatológicas, por no contar con personal idóneo, lo que muchas veces lleva a un deficiente control sobre los alimentos que se comercializan. Es por eso que los organismos nacionales, provinciales y municipales deben contar con recursos, instalaciones, laboratorios y personal capacitado para la inspección de alimentos, para poder mejorar los hábitos de consumo de la población y preservar su salud.

Actualmente, gracias a recomendaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y del Códex Alimentarius Mundial, las autoridades sanitarias de muchos países han establecido sistemas de seguridad alimentaria gracias al autocontrol en los establecimientos productores de alimentos, lo que llevó a modificar sus legislaciones.

Estas exigencias, a veces implican barreras para países exportadores como la Argentina, lo que hace necesaria la implementación de buenos sistemas de autocontrol para así contribuir a que reconozcan la calidad de los productos nacionales exportados.

Para esto es necesario una Política de Inocuidad, o sea el convencimiento a nivel gerencial de los beneficios de los sistemas preventivos, que permiten detectar los problemas y efectuar acciones antes del rechazo total del producto.

Por este motivo es necesario aunar esfuerzos desde el Estado y desde las empresas privadas, como difundiendo criterios, desarrollando normas, capacitando a los empleados e inspectores, concientizando acerca de la responsabilidad en la inocuidad alimentaria y comprometiendo a todos aquellos que forman parte de la cadena de producción de alimentos, en la implementación de estos sistemas.

Belén Benitez.

Técnica en control bromatológico  

Contenido Relacionado