Policiales

Vaca Muerta - 5 de Junio de 2019 - Nota vista 399 veces

50 tiros y 1 herido grave en un enfrentamiento entre facciones de Uocra

Este miércoles a la mañana se registraron disparos entre dos facciones del sindicato Uocra en el yacimiento Sierras Blancas, que opera Shell en la zona de Vaca Muerta . Según informó la petrolera, fue un "hecho de violencia contra el personal de una empresa contratista, fuera de la zona de proceso".

En el incidente se produjeron 50 tiros y tres heridos, según informó el diario La Mañana de Neuquén, que indicó que en las primeras horas de la mañana varios trabajadores de la Uocra llegaron en camionetas al yacimiento y comenzaron a disparar.


La empresa contratista es la neuquina Edvsa, que dijo que "se han activado roles de respuesta a emergencia y contingencias para atender a los lesionados y para acompañar a los demás trabajadores que están en el lugar".

"Edvsa rechaza todo acto de violencia, ratifica el compromiso con la protección a la vida y actúa de acuerdo con el marco legal que corresponda", agregó la empresa en un comunicado.

En tanto, Shell indicó: "Hubo heridos dentro del personal de la contratista, uno de ellos de gravedad, que fue trasladado al Hospital de San Patricio del Chañar. Las fuerzas policiales han intervenido y están investigando los hechos. Ratificamos nuestro compromiso con la seguridad de nuestro personal y contratistas".


Mañana Uocra sacará una solicitada en cada diario local neuquino, en la cuál se leerá, según anticiparon a LANACION, que "esta organización sindical manifiesta su más absoluto repudio a lo sucedido y a los grupos violentos que los perpetraron, quienes, desde una manifiesta ilegalidad en su accionar, intimidan, violentan y ponen en riesgo los derechos y la vida de los verdaderos trabajadores constructores".


"Estos hechos, que condenamos y cuyo esclarecimiento corresponde a la Justicia, no se encuadran bajo los límites de una mal interpretada interna sindical ni son responsabilidad de nuestra organización gremial. Quien porta un arma y ejerce la violencia o la intimidación, está fuera de la ley y pierde sus derechos civiles. No es un trabajador, es un marginal", agregaron.


Finalmente, indicaron: "Ratificamos nuestro compromiso de responsabilidad en el ejercicio de la función gremial y la defensa de los derechos y la vida de los trabajadores constructores. Al mismo tiempo, solicitamos a los distintos poderes del estado provincial, su compromiso para el esclarecimiento y la pena que corresponda a los responsables de estos hechos que dañan a los trabajadores y a nuestra organización sindical". (La Nación)

Contenido Relacionado