Salud

Botulismo : - 26 de Mayo de 2019 - Nota vista 850 veces

Enfermedades transmitidas por alimentos, un importante problema de salud pública

En los últimos días, en la ciudad de Buenos Aires, se dio a conocer un nuevo caso de esta enfermedad en nuestro país. Dos hermanas se encuentran en terapia intensiva debido al consumo de hummus, una crema de puré de garbanzos, con la presencia de Clostridium botulinum, bacteria causante de botulismo.

Esta enfermedad es un problema que afecta directamente sobre la salud pública en Argentina. Es causada por la ingesta de una toxina, que es producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum, la cual forma unas esporas (cuerpo microscópico unicelular o pluricelular) que son resistentes al calor y sobreviven en alimentos sin un proceso adecuado.

El botulismo presenta baja morbilidad y una alta mortalidad, en la mayoría de los casos se produce por intoxicación alimentaria de origen vegetal y generalmente de elaboración casera. Es común cocinar vegetales o también carnes, a modo de conservas en envases de vidrio, junto con especias, vinagre, sal y aceite, las cuales si se mantienen refrigeradas no representan un peligro potencial, caso contrario si estas se encuentran a temperatura ambiente.

Alimentos implicados en casos de botulismo

Los alimentos que pueden poseer esta bacteria son mayoritariamente de origen vegetal, pero también puede estar presente en carnes, pescados o productos no industrializados.

Periodo de incubación, síntomas y tratamiento

El periodo de incubación varía de 8 a 10 días, aunque más frecuentemente de 1 a 3 días, aunque en el caso de una intoxicación alimentaria grave, los síntomas se presentan en menos de 24 horas.

Los síntomas que presenta esta enfermedad se caracterizan por manifestaciones neurológicas musculares y pueden ser: debilidad general, visión borrosa, fotofobia, pupilas fijas, sequedad del ojo, disfagia, sequedad de boca, lengua y faringe, estreñimiento, nauseas, vómitos entre otros. En la mayor parte de los casos, la muerte por botulismo se debe a un fallo en los músculos respiratorios.

Actualmente la única forma en que se puede tratar esta enfermedad es a través de la aplicación de la antitoxina, acompañado de respiración artificial. Se debe administrar lo más rápidamente posible. La mortalidad en estos casos ha bajado considerablemente de un 60 a un 25%, gracias a la aplicación temprana de la antitoxina.

¿Cómo podemos prevenir esta enfermedad?

A modo preventivo debemos:

Evitar contaminar los alimentos después del proceso de esterilización

Mantener refrigerados los alimentos

Calentar a ebullición los alimentos

Asegurar que el alimento presente un pH (coeficiente que indica el grado de acidez de una solución) menor a 4,3.

Al conocer estos casos, de enfermedades transmitidas por alimentos, podemos ser más cuidadosos al momento de elaborar y consumir productos alimenticios, ya que estas enfermedades no se limitan únicamente al daño físico, muchas veces fatales, sino que inciden negativamente a nivel socioeconómico.

Belén Benitez

Técnica en Control Bromatológico

Contenido Relacionado