APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

Colaboración de Encuentro Cinematográfico Por Dr. Jorge Norberto Mariox - 26 de Mayo de 2019 - Nota vista 625 veces

El cine italiano: nacimiento y evolución - Segunda parte

Desde el año 1958 una nueva corriente se inicia en el cine italiano con películas de tipo épico y aventurero propias o en coproducción con el cine norteamericano y comenzamos a ver títulos como “Ulises”, con Kirk Douglas y Tony Curtis; ”Las Hazañas de Hércules”, “Hércules sin Cadenas” ambas con actor fisicoculturista Steve Reeves, “El Coloso de Rhodas”, con Rory Calhoum; “Rómulo y Remo”, con Steve Reeves y Gordon Scott, “El Gigante de Maratón”, “Los Ultimos Días de Pompeya”, “Cártago en Llamas”, “Sodoma y Gomorra”, con Stewart Granger, “Los Amores de Messalina”; “Afrodita la Diosa del Amor”, “David y Goliat”, y luego la serie de títulos de los forzudos Maciste, Goliat, Samson y Hércules, interpretados por variados fisicoculturistas y la serie de títulos con los gladiadores, tales como “Los siete Gladiadores”, “La Revuelta de los Siete”, “Los Gladiadores Espartanos”, “El reto de los Gladiadores”, “Dos Gladiadores Formidables”, etc. Es por esta época que surgen nuevas actrices como Silva Koscina, Daniela Bianchi, Claudia Cardinale, Carla Mancini, Nicoletta Macchiavelli, Rosalba Neri, Giovanna Ralli, Laura y Moira Orfei, Helga Liné, Georgia Moll, Margaret Lee, Luciana Paluzzi, Catherine Spaak y también nuevos actores como Adolfo Celi, Andrea Scotti, Andrea Cecchi, Andrea Bosic, Anthony Steffen, Gianni Garko, Livio Lorenzon, Franco Nero, Giuliano Gemma, Gian María Volonté, Lou Castel, Marino Masé, Mario Adorf, Luigi Pistilli, Valentino Macchi, Pier Paolo Capponi, Sergio Fantoni, Roberto Undari, Thomas Millian, Mimmo Palmara, Elio Petri, Fabio Testi, Folco Lulli, Piero Lulli, Nelio Pazzafini, Franco Ressell, Marco Guglielmi, Massimo Girotti, Giácomo Rossi Stuart, Giampiero Albertini, William Berger, Enzo Fiermonti, Danielle Vargas, Raf Baldasarre y muchos otros con motivo del nuevo filón del cine italiano el “western spaghettis”, los filmes de espionaje y de guerra en coproducción con España, Suiza, Alemania y Francia.

El cine épico deja su lugar desde 1964 al western que se le dio en llamar “spaghetti” siendo el primero en estrenarse en nuestro país “Un Dólar Marcado”, con Giuliano Gemma. Este nuevo filón se prolongó hasta el año 1979 y se calcula se han filmado cerca de 200 western spaghettis durante esos años y muchos títulos se consagraron como “Por Un Puñado de Dólares”, “Por Unos Dólares Más” y “Lo Bueno los Malo y Lo Feo”, donde se destacan y surgen a la fama actores norteamericanos secundarios como Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Eli Wallach; dirigidos por Sergio Leone; quien también dirige “Los Héroes de Mesa Verde” con los norteamericanos Rod Steiger y James Coburn, para luego dirigir “Érase una Vez en el Oeste” donde reúne junto a Claudia Cardinale a Henry Fonda, Charles Bronson y Jason Robards Jr. y conoceremos a Franco Nero en “Django” un sorprendente western, y volveremos a verle en “Pistolero Profesional” y “El Sordo Smith y su amigo el Orejas” acompañado por Anthony Quinn.

El nombre Django se repitió en variados títulos menores, así como aparecen la serie de películas de Ringo Wood (Guliano Gemma), como “Ringo No Perdona”, “Ringo y el Precio del Poder”, “Dios los Cría y Ringo Los mata”, “Una Pistola Para Ringo”, “Ringo una Biblia y Una Pistola”, “Cien Mil Dólares por Ringo”; y otros títulos como “Arizona Colt”, “Adios Gringo”, “Días de Ira” junto a Lee Van Cleef; etc.; también surgen otros pistoleros como “Sabata”, y “Sartana”, que dieron material para casi dos décadas de western spaghettis. El otro filón se dio con los filmes de carácter bélico, muchos de ellos muy bien logrados como “Los Tanques del Alamein”, “Tobruk”, “La Batalla del Desierto”, “El Gran Ataque” “Comandos al Infierno” y por otro lado las variadas películas policiales de buena factura, como “La Policia Agradecida”, “Sección Toxicomanía”, “Bandidos en Milán”, “La Cuenta está Saldada”, “Roma a Mano Armada”, “Milán Calibre 45”, etc. y filmes de aventuras con toques de comicidad que animaron Terence Hill (Trinity) seudónimo de Mario Girotti y Bud Spencer (Bambino) seudónimo de Carlo Pedersoli, un dúo que animó títulos como “Me Llaman Trinity” y la serie de títulos que continuaron con este personaje, otros como “Juntos son Dinamita”, “Dos Puños contra Río”, “Estoy con los Hipopótamos”, “Dos Misioneros Rebeldes”, “Dos Policías Fuera de Serie”, etc. Otro dúo cómico lo compusieron Franco Franchi y Ciccio Ingrazzia, con títulos que parodiaban a otros como “Dos Toreros a la Fuerza”, “Dos Ringos de Texas”, “Dos Mafiosos en el Fart West”, “Los Dos Gladiadores”, etc.

Así avanzaron los años 60 y 70, dos décadas de cine de aventuras, de cowboy y gladiadores, de películas épicas recordando también “Barrabas” con Anthony Quinn, Vittorio Gassman, Jack Palance; Charlton Heston y Ernest Borgnine entre otros; y las clásicas comedias ligeras, burdas y divertidas al estilo italiano.

A fines de estos años 60 el cine italiano se desprende de la asistencia norteamericana, comenzando una nueva política en sus producciones en asociación con España, Francia, Suiza y Alemania; surgiendo nuevos comediantes como Gastone Moschin, Renzo Montagnani, Lando Buzzanca, Aldo Maccioni, Lino Toffolo, Adriano Celentano, y otros. No faltaron los filmes testimoniales y revisionistas como “Zacco y Vanzetti”, “La Clase Obrera Va al Paraíso”, “El Ciudadano se Rebela”, “Todos Estamos en Libertad Condicional”, “Confesión de un Comisario a Un Juez de Instrucción”, “El Caso Mattei”, “Investigacion de un Ciudadano sobre toda Sospecha”, “La Muerte de Un Fiscal” la mayoría de ellos con Gian María Volonté. Fueron dos décadas en que también tenemos títulos como “El Gattopardo” de Luchino Visconti, “1900” de Bernardo Bertolucci, “Rocco y sus Hermanos”; “El Eclipse” con Monica Vitti y Alain Delon, “La Noche”, “El Desierto Rojo”; “La Chica de la Valija” y las comedias de Lina Wertmüller “Mimi Metalúrgico Herido en el Honor”, “Amor y Anarquía” y “Sexo Loco” con Giancarlo Giannini.

Época del director Pier Paolo Passolini uno de los escritores más reconocidos de su generación, así como uno de los realizadores más venerados de la filmografía de su país con “Accatone”, “Mamma Roma”, el capítulo “La Ricota” de “Rogopag”; su gran trabajo de “El Evangelio Según San Mateo”, “Pajarracos y Pajaritos”; “Edipo Rey”, “El Decameron”, “Medea” “Teorema” y “Los Cuentos de Canterbury”. Ateo y comunista, declarado homosexual, fue asesinado en Ostia (Roma) el 2 de noviembre de 1975, en circunstancias aún no aclaradas completamente.

Aparecen la serie de comedias ligeras y libertinas de Lando Buzzanca con su personaje del supermacho, o la recordada y divertida “El Árbitro”; las comedias del actor y cantante Adriano Celentano “Serafino”, “Historia de Amor y Cuchillo”, y en los años 80 las recordadas “Como Viene La Mano”, “El Alegre Divorciado”, “Rugantino” y “El Fierecillo Domado” y su secuela “El Fierecillo Domado 2”.

Otro consagrado es el gran Vittorio Gassman alto exponente de la comedia que nos deleitó con “La Armada Brancaleone” y “Branca leone en las Cruzadas” aparte de demostrar su calidad de actor con “Il Sorpasso”, “Virgen y Pecado”, “Il Mattatore”, “Tempestad”, “El Profeta” y su trabajo en “Perfume de Mujer”; por otro lado Ugo Tognazzi, un especialista en comedias tales como “El Magnifico Cornudo”, “La Bambolona”, “El Comisario Pepe”, “Venga a Tomar el Café a Casa”, “Pato a la Naranja”, y las inolvidables tres películas de “La Jaula de las Locas”, sin olvidarnos de Nino Manfredi y su extraordinaria actuación en “Feos, Sucios y Malos”(1979) y el gran Alberto Sordi y su serie de inolvidables comedias. Vittorio Gassman y Nino Manfredi, estuvuerin en nuestro país con el director Dino Rissi en 1964 para filmar “Vacaciones en la Argentina”.

La industria cinematográfica italiana mantuvo su liderazgo en Europa, frente a su vecino y seguidor cine francés. Por el año 1964 Italia tenía 11.590 salas de cine en todo el país; y a fines de los años setenta comienza a independizarse de las coproducciones con sus vecinos; y supo incursionar en el género que se le antojara en sus producciones, no tenía límites, y era dueño de un gran semillero de actores y directores como Franco Zeffirelli con trabajos como “Adiós hermano Cruel”; “Hermano Sol, Hermana Luna”, “Romeo y Julieta”, la miniserie televisiva “Jesús de Nazareth” que tambien pasó por el cine; etapa donde surgirían nuevos comediantes como Gigi Ballista, Renato Pozetto, Alvaro Vitale, Orazio Orlando; Enrico Montesa no y nuevas actrices como Laura Antonelli, Marilu Tolo, Ornella Mutti, Helene Chanel, Stefanía Sandrelli, Isabella Rossellini, Agostina Belli, Bárbara Bouchet, Edwidge Fenech y grandes com positores de bandas sonoras, verdaderos maestros de la música como Ennio Morriconi, el más destacado compositor interna cional, con cerca de 500 bandas sonoras en su haber; y Nino Rota, autor de la banda sonora de “El Padrino” y otras recordadas películas como “La Strada”, “Las Noches de Cabiría”, “La Dolce Vita”, “Fellini 8 ½ “; “Giulietta de los Espíritus” y “Amarcord” todas de Federico Fellini; y “El Gattopardo” de Luchino Visconti. Otros músicos que se destacaron Domenico Capuano, Armando Trovaioli, Riz Ortolani, Nicola Piovani, Darío Marianelli y los Hnos Guido y Maurizio de Angelis, autores de bandas sonoras muy pegadizas, y divertidas por sus temas especialmente para las películas de Trinity y Bambino y las comedias de Giulia no Gemma, como “Africa Express”, “Ben y Charlie” y “Los Ángeles No Comen Porotos”. En 1970 aparece Darío Argento un director innovador en el género de filmes de suspenso, con verdaderos thrillers impactantes como “El Pájaro de las Plumas de Cristal”, al que siguió “Cuatro Moscas Sobre Terciopelo Gris” -ambas de 1970- y “El Gato de las Nueve Colas” en 1971.

Luego de esta innovación el director Pablo Cavara sigue su estilo con “La Tarántula del Vientre Negro” en 1971 una coproducción con Francia. Retorna Darío Argento en 1975 con “Rojo Profundo”, y luego vendría “Suspiria”(1977), “Inferno” (1980); “Tinieblas” (1982); Fenomena”(1985); “Ópera”(1987); “Trauma”(1993); “El Síndrome de Stendhal” (1996); “El Fantasma de la Ópera”(1998); “Insomnio” (2001); “El Amo del Juego” (2004) y “La Terza Madre” (2008) y “Drácula” del 2012. Cabe destacar que su hija Asia Argento ha trabajado en cuatro de sus películas “Trauma”, “El Fantasma de la Ópera”, “El Síndrome de Stendhal” y “La Terza madre”.

En la década de los años 80 las salas de cine disminuyeron casi a la mitad de aquellas 11.590 por el gran avance de la televisión y un bajón productivo de sus realizaciones. A partir de 1990 el cine italiano cambia muchísimo, porque abandona el ritmo de las aventuras, espías y policiales, los western spaghettis ya habían quedardo atrás, y dejaron de frecuentar Italia, esa gran gama de actores norteamericanos que dieron vida a este tipo de películas. Surgen nuevos directores y nos encontramos con diversos trabajos como “Splendor” de Ettore Scola (1990); “El Sol también Sale de Noche”(1990).

Vittorio y Paolo Taviani, “Estamos Todos Bien” y “Cinema Paradiso” de Giuseppe Tornatore; “El Cartero” (1995) de Michael Radford, con Massimo Troisi y Philippe Noiret; “Celuloide”(1995) de Carlo Lizzani; “La Vida es Bella” (1998) ganadora del Oscar de Roberto Benigni; y después para nosotros se transformó en un cine desparecido de nuestras salas cinematográficas porque dejó de ser un cine comercial, ganádose el mercado argentino el cine estadounidense, el australiano, y el canadiense; por lo que ya poco les puedo comentar con conocimiento positivo del cine italiano de los años 2000.

En su paso por el Festival de Cannes, un festival neorrealista de un tipo de cine revisionista prototipo de la nouvelle vague del cine francés; el cine italiano logró variados triunfos con su producciones, como también frente al Oscar donde en 1970 Elio Petri, lo gana con “Investigación de un Ciudadano Sobre Toda Sospecha”, en 1989 Giuseppe Tornatore lo gana con “Cinema Paradiso”; en 1991 Gabriele Salvatores gana la estatuilla con “Mediterráneo”; y en 1998 Roberto Benigni lo gana con “La Vida es Bella”; ganandolo también como Mejor Actor siendo con su compatriota Sofía Loren que lo ganó en 1961 como Mejor Actriz por “Dos Mujeres” de Vittorio De Sica, los dos únicos intérpretes que lo ganaron por películas no habladas en inglés en la historia del Oscar.

El Cine italiano cuenta con 12 Premios Oscar por sus películas, 8 de los cuales fueron obtenidos por los directpres Federico fellini y Vittorio De Sica 4 cada uno. Hay mucho más para hablar y recordar acerca del cine italiano, desde sus comienzos hasta el año dos mil, porque tiene un exquisito y extenso historial. 

Contenido Relacionado