Interés General

12 de Mayo de 2019 - Nota vista 572 veces

Francisco convocó a empresarios del mundo para pactar un cambio socio-económico

"Una economía que da vida y no mata, incluye y no excluye, humaniza y no deshumaniza, cuida la creación y no la despoja". Con ese lema y por carta, Francisco llama a un encuentro mundial para el año 2020 en la emblemática ciudad de Asís.

Para dar "esperanza a nuestro mañana, en beneficio no solo de los más pobres, sino de toda la humanidad", dice la carta con la que el papa Francisco invita a todos los economistas y emprendedores del mundo a un encuentro cuyo título es "Economía de Francesco" y que tendrá lugar del 26 al 28 de marzo de 2020 en Asís, Italia.

El Pontífice espera que esa reunión le permita "conocer a quienes hoy se están formando y están empezando a estudiar y practicar una economía diferente, una que da vida y no mata, incluye y no excluye, humaniza y no deshumaniza, cuida la creación y no la despoja".

Del encuentro también participarán académicos y expertos en ciencias económicas, comprometidos con una economía compatible con el marco así definido. Un marco que, piensa el Papa, no sólo contiene a los que profesan la fe, sino a "todos los hombres de buena voluntad", por encima de sus creencias y nacionalidades.

El evento, dice la carta de Francisco, también ayudará a "conocerse mejor" y a formular un "pacto común" para cambiar la economía actual y dar un alma a la economía del mañana: "A través de un 'pacto' común -escribe el Papa-, promoveremos un proceso de cambio global que vea en comunión de intenciones no sólo a los que tienen el don de la fe, sino a todos los hombres de buena voluntad, más allá de las diferencias de creencia y nacionalidad, unidos por un ideal de fraternidad atentos sobre todo a los pobres y excluidos".


"¡Sí, necesitamos 're-animar' la economía! -enfatiza Francisco en su carta de convocatoria- ¿Y qué ciudad es más adecuada para esto que Asís, que desde hace siglos es símbolo y mensaje de un humanismo de fraternidad". "Si San Juan Pablo II la eligió como ícono de una cultura de paz, a mí me parece también un lugar que inspira una nueva economía", dice Jorge Bergoglio, en alusión a la ciudad de origen del santo cuyo nombre adoptó al ser elegido sumo pontífice de la Iglesia Católica.

"(San Francisco de Asís) se despojó de toda mundanalidad para elegir a Dios como la estrella guía de su vida, haciéndose pobre con los pobres", dice el Papa. Y agrega que ese voto de pobreza "también dio lugar a una visión de la economía que sigue siendo muy actual" y que puede dar "esperanza a nuestro mañana, en beneficio no solo de los más pobres, sino de toda la humanidad".

"En la Carta Encíclica Laudato si' -recuerda Francisco- subrayé que hoy más que nunca, todo está íntimamente conectado y que la protección del medio ambiente no puede separarse de la justicia para los pobres y de la solución de los problemas estructurales de la economía mundial".


Es necesario en consecuencia "corregir los modelos de crecimiento" que no logran garantizar "el respeto al medio ambiente, la acogida de la vida, el cuidado de la familia, la igualdad social, la dignidad de los trabajadores y los derechos de las generaciones futuras". A la vez, constata y lamenta que "el llamado a tomar conciencia de la gravedad de los problemas sigue sin ser escuchado". (El Once)

  • TEMAS DE LA NOTA:

Contenido Relacionado