Agro

La Columna del INTA Concordia - 11 de Mayo de 2019 - Nota vista 594 veces

La cuarta revolución industrial en el sector forestal

Por Ing. Ftal.: Martínez Matías S.

La 4a revolución industrial (INDUSTRIA 4.0), es la conocida como “industria inteligente o industria conectada”. Trata de incorporar las nuevas tecnologías existentes a la industria (internet, conectividad, aplicaciones, bases de datos, etc.), abriendo un nuevo desafío para el sector forestoindustrial, impulsándolos a un salto cualitativo y la gestión de la cadena de valor del sector.

En el sector forestoindustrial argentino, se pueden encontrar regiones con avances tecnológicos muy buenos, en especial en máquinas de cosechas avanzadas, maquinarias en los aserraderos y remanufacturas, como así también la aplicación de silvicultura de precisión, pero también se encuentran zonas donde el uso de tecnologías obsoletas es cotidiano, haciendo que el aprovechamiento de los recursos forestales sea menos eficiente. Es evidente que el sector foresto-industrial ha ido evolucionando mucho con el pasar de los tiempo, pero cada vez más los mercados y la sociedad son más exigentes, generan constantemente cambios, por lo cual el sector se debe encaminar hacia la INDUSTRIA 4.0, aplicada a distintas temáticas.

RECURSOS NATURALES: Para distintas finalidades, se debe conocer la cantidad y calidad de los recursos forestales existentes, de esta manera se puede obtener metas tanto ambientales como de gestión de los potenciales productos. Esto es posible mediantes técnicas cartográficas, Big Data, y sistemas de información geográfica SIG, que permiten la creación de mapas temáticos donde se pueden observar diferentes características de interés, como ser especies, edades, el estado sanitario, o cantidad de material para prevenir los incendios, entre otras..

DIGITALIZACIÓN: La primera etapa consiste en la digitalización del bosque. Se implementa la silvicultura de precisión, donde entra en juego la geomática, que utiliza datos a partir de tecnología de la información y comunicación (TIC); que permite medir la capacidad y estado de nuestras plantaciones. Se pueden emplear sensores remotos de los satélites, drones con cámaras y el reciente sistema LIDAR. Una vez analizados estos datos, se convierten en información cartográfica que permite diseñar líneas de actuación, planificar y ordenar el territorio.

EN LA INDUSTRIA. La cadena forestal continúa con la industria (aserraderos, fábricas de tableros, celulósicas, etc). Se emplean tecnología adecuadas a un material heterogéneo como la madera. Con escáneres se puede obtener información del tronco que entra al aserrado, con programas informáticos determinar óptimo sistema de corte, y evaluar el producto y rendimiento que se obtiene y otros datos fundamentales para estimar costos, pérdidas, mejoras de rendimiento, etc.

Con la tendencia a la obtención de productos de más calidad y valor agregado, también se aplica en la clasificación y separación de las distintas calidades de la madera y los productos, lo cual es base para las diferentes aplicaciones, como el mueble; carpintería; productos de ingeniería, o bien para la construcción, entre otros. Esta clasificación de la madera, permite valorar adecuadamente cada producto, y avalar su calidad al consumidor.

EL FUTURO: Para mejorar el sector forestal de la Argentina utilizando la industria 4.0, deberá superar diferentes retos. El primero es contar con profesionales y técnicos formados en la materia, ya que se pueden tener maquinas con mucha tecnología y software, pero que no se utilice todo su potencial de información que generan.

Por ello se debe dar el paso a lo digital de forma coherente y útil, permitiendo una mejora en los productos forestales. Estos beneficios con la Industria 4.0 pueden colaborar a la dinamización de la economía regional con, generación de mano de obra calificada, valor agregado, aumento de productividad, eficiencia de los recursos, nuevas oportunidades de negocios y otros más.


Martinez.matias@inta.gob.ar

www.inta.gob.ar/concordia

Contenido Relacionado