Economía

7 de Mayo de 2019 - Nota vista 800 veces

La marca La Campagnola, de Arcor, cierra dos plantas

Después de 70 años, cierra la empresa en el departamento de San Martín, en Mendoza y despide 125 personas.

El departamento de San Martín sufrió este fin de semana uno de los cachetazos más duros de su historia. Después de 70 años, se anunció el cierre de las dos plantas que tenía La Campagnola y la medida afecta a 125 familias.

Los directivos de la compañía, propiedad del grupo Arcor, comunicaron la noticia en la mañana del sábado al Sindicato de la Alimentación, anunciando el cierre que se concretó este lunes. La Campagnola había comenzado a funcionar en San Martín en 1950 en su histórica planta de la manzana de la calle Arjonilla y luego abrió otra sobre la ruta 7.

Al sindicato se le comunicó que se les ofrecerá a los 125 empleados (los eventuales son muchos más) el 100% de las indemnizaciones y, para aquellos que deseen continuar en la compañía, deberán trasladarse a la planta que funciona en Villa Mercedes, San Luis, a 300 kilómetros de distancia.

La compañía argumentó que los últimos tres años han dejado muy malos balances.

El intendente de San Martín, Jorge Giménez, le dijo a Diario Uno que “es terrible lo que está pasando. Ahora sucede con esta empresa, pero antes se habían ido otras. Es la política de Cambiemos. Ya le ha pasado a muchos comercios chicos y ahora le llega a estas empresas. Que se hagan cargo los que manejan la política económica y que den respuesta todos los candidatos que andaban dando vuelas en San Martín hasta la semana pasada, a ver si se les ocurre algo”.

El secretario general del Sindicato de Alimentación, Antonio Moyano, le dijo a Diario Uno que “hace un par de años ya se habían perdido varios puestos de trabajo en esa compañía. Habíamos denunciado ante el gobierno provincial y ante la Subsecretaría de Trabajo lo que estaban padeciendo los trabajadores”.

Moyano indicó que “este gobierno nunca nos escuchó. Fuimos a la Legislatura para tratar de hablar con la vicegobernadora y que esta le trasmita lo que estaba sucediendo al gobernador, pero nunca nos atendió”.

También informó que “el año pasado despidieron a 140 temporarios y la Subsecretaría de Trabajo tampoco nos ha atendido, hasta el día de hoy”.

El gremialista indicó que “la empresa aduce que en los últimos 3 años los balances han sido totalmente negativos. Dicen que la caída de las ventas, principalmente durazno, además de arvejas, choclo y porotos, se ha desplomado debido a la importación de estos productos y la poca venta”.

La historia La Campagnola S.A.C.I llegó a la Argentina en 1912, fundada por Silvio y Luis Benvenuto. Iniciaron la empresa comercializando productos que importaban desde Italia, como conservas de pescado y de tomates, y exportando productos argentinos hacia Europa. Los productos se comercializaban con la figura de una campesina (campagnola en italiano).

En 1933 decidieron afincarse en la Argentina, transformando la firma en una empresa industrial y comercial. En ese año, se abrió la primera planta en Mar del Plata, dedicada a la elaboración de conservas de pescado. En esta ciudad fomentaron la pesca de especies poco convencionales hasta ese momento, como la caballa, e incorporaron máquinas y nuevos procesos de elaboración.

En los años 40’, la marca madre La Campagnola presentó su marca Nereida, que desde ese momento se constituye en la marca líder de sardinas de la Argentina. De esta manera, la empresa comenzó una era de crecimiento y expansión. En esa época, se realizaron varias campañas publicitarias para ampliar el paraguas de marca y transformarse en una empresa alimenticia multiproducto. Las conservas de pescado ya gozaban de tanto prestigio que surgió una frase popular que decía: “¿Qué clase de pescado sos que La Campagnola no te envasa?”

Contenido Relacionado