Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” por Dr. Jorge Norberto Mario - 27 de Abril de 2019 - Nota vista 531 veces

Cómo y por qué nace el Cinemascope

El Cinemascope​ fue y es un sistema de filmación caracterizado por el uso de imágenes amplias en las tomas de filmación, logradas al comprimir la imagen normal dentro del cuadro estándar de 35 mm, para que luego de descomprimirlas durante la proyección, lograra una proporción de pantalla dos veces más ancha que alta que podía alcanzar hasta 2 metros 70 cms. Esto se lograba con el uso de lentes anamórficos especiales conocidos como Hypergonar que eran instaladas en las cámaras y en las máquinas de proyección.

Las pantallas sobre las que inicialmente se proyectaban las películas en este sistema eran más amplias que las usadas tradicionalmente hasta el año 1953. Poseían una concavidad que permitía además eliminar ciertas distorsiones propias del sistema en sus comienzos. Con los años y los perfeccionamientos técnicos, dichas distorsiones fueron finalmente eliminadas y no se utilizaron más las pantallas cóncavas. El Cinemascope fue inventado por Henri Jacques Chrétien (nacido en París el 1-02-1879 y fallecido en Washington D.C. (EEUU) el 6-02-1956 que fue un astrónomo e inventor francés, que además creó el telescopio Ritchey-Chrétien.

En su país natal no le dieron importancia a su invención un sistema de lentes anamórficos especiales que desarrolló y patentó bajo el nombre de Anamorphoscope en 1926. El proceso de Henri Chrétien se basaba en lentes que empleaban un truco óptico que producía imágenes dos veces más largas que las con lentes convencionales. Este proceso se conseguía a partir de un sistema óptico llamado hypergonar, que consistía en la compresión -en el momento del rodaje- y la dilatación durante la proyección en forma lateral. Viajó a los EE.UU. en 1950 intentando interesar a la industria cinematográfica estadounidense con su invención, cuando en ese momento el cine estaba decadente, ya que la asistencia de público había disminuido con el advenimiento de un nuevo rival competitivo: la televisión y la productora 20th Century Fox; fue la que adquirió su invención y lo rebautizó CinemaScope al rodar las primeras dos películas que fueron “Cómo Casarse con un Millonario” y “El Manto Sagrado” en 1953; cuando ya había sido lanzado el Cinerama y las primeras películas 3D, en 1952, para competir con la TV. Spyros Skouras, director de 20th Century Fox, viendo esa innovación técnica encargó a Earl Sponable, jefe del departamento de investigación de Fox, que diseñara un nuevo e impresionante sistema de proyección, pero algo que, a diferencia del Cinerama, podría ser adaptado a teatros existentes a un costo relativamente modesto sin tantas innovaciones y Herbert Brag, asistente de Sponable, recordó la lente hypergonar que Henry Chrétien les había ofrecido; por lo que Sponable localizó al profesor Chrétien, cuya patente del proceso había expirado, por lo que Fox le compró sus lentes y fueron llevadas a los estudios de Fox en Hollywood y se le encargó a la compañía óptica Bausch & Lomb que produjera un prototipo de lente “anamorphoser”. El material de prueba filmado con estas lentes se proyectó para Skouras, que dio el visto bueno para el desarrollo de un proceso de pantalla ancha basado en la invención de Chrétien, que se conocería como CinemaScope. La preproducción de “El Manto Sagrado” se detuvo para que la película se trasladara a una producción de CinemaScope usando el Eastmancolor, pero procesada por Technicolor Three-Strip originalmente comprometida y se planeó también “Cómo Casarse con un Millonario”.

Para evitar demoras el rodaje comenzó utilizándose las tres mejores lentes hypergonares de Chrétien, mientras que Bausch & Lomb continuaba trabajando en sus propias versiones, y produjo un diseño mejorado de lentes hypergonares de Chrétien; con diseños de lente “combinados” incorporando la lente “principal” y la lente anamórfica en una sola unidad; que se siguen utilizando, especialmente en unidades de efectos es peciales. La introducción de CinemaScope tuvo un éxito tremendo y permitió a la Fox y luego a la MGM reafirmar de nuevo al cine batiendo a la televisión. Los altos cargos de Fox estaban interesados ​​en que el sonido de su nuevo formato de película panorámica fuera tan impresionante como la imagen y eso significaba que debería incluir un verdadero sonido estereofónico. Anteriormente, el sonido estéreo siempre ha bía utilizado películas de sonido por separado.

El lanzamiento de “Fantasía” de Walt Disney en 1940 utilizó una banda sonora de tres canales reproducida desde una película óptica separada. Los primeros estéreos posteriores utilizados por el Cinerama y algunas películas 3D habían usado audio multicanal reproducido desde una película magnética separada. Fox tuvo la intención de utilizar estéreo de 3 canales de película magnética para CinemaScope; pero la compañía de sonido de Hazard E. Reeves ideó un método de recubrimiento de la película de 35 mm con bandas magnéticas y diseñó un sistema de 3 canales (izquierda, centro y derecha) basado en tres bandas de un poquito más de 1,5 mm una en cada borde de la película por fuera de las perforaciones y uno entre la imagen y las perforaciones; pero luego idearon agregar una franja más estrecha de 0,74 mm. entre la imagen y las perforaciones en el otro lado de la película y esta cuarta pista se utilizó para un canal de sonido envolvente. Este sistema de sonido magnético de 4 pistas se usó para algunas películas que no fueran rodadas en CinemaScope y se relanzó “Fantasía” con la pista Fantasound original transferida a 4 pistas magnéticas.

                                                                                                                                                                         Así nació el Cinemascope que en 1956 se estrenaría en Concordia.

Contenido Relacionado