Cultura

CAPP, Consejo Asesor de Protección Patrimonio - 13 de Abril de 2019 - Nota vista 319 veces

Tipos de acervos

Siguiendo con la serie de notas referidas al patrimonio de Concordia, el tema de hoy son los tipos de patrimonio.

Si hablamos de Patrimonio Cultural podemos dividirlo en 2 tipos, los cuales son: Tangible e Intangible, y dentro del Patrimonio Tangible se encuentran  Patrimonios Muebles e Inmuebles.

Patrimonio Tangible Inmueble: el Patrimonio Tangible Inmueble es el compuesto por todos aquellos sitios, obras de ingeniería, lugares, edificaciones, conjuntos arquitectónicos, zonas típicas, centros industriales y monumentos de interés o valor relevante desde los puntos de vista arqueológicos, históricos, arquitectónicos, artísticos o científicos reconocidos tal cual son. Son creaciones humanas que no pueden ser trasladadas de un sitio a otro por su volumen o peso (por ejemplo un edificio), también aquellos que son de inseparables del el terreno en donde se encuentran, (por ejemplo un sitio arqueológico).

Patrimonio Tangible Mueble: el Patrimonio Cultural Tangible Mueble está compuesto por todos los objetos culturales, de colecciones o no, religiosos, etnográficos, tecnológicos, históricos, artísticos, arqueológicos, documentales que forman parte del origen artesanal o folclórico.

Reconocemos a la arquitectura como su exponente máximo, ya que en su interacción con la naturaleza, crea ámbitos urbanos que con el transcurso del tiempo, juegan un papel importantísimo en la conformación de la identidad de un pueblo. Es así que podemos reconocer comunidades cuyo paisaje urbano nos permite leer el tipo de clima, paisaje natural y hasta cultural que lo rodea. Ciudades en la provincia de Buenos Aires son diferentes de las de Santa Fe, Jujuy, Río Negro, Salta, Córdoba o Misiones. Esta interacción se completa con el bagaje cultural de las personas que las habitan.

El patrimonio natural está constituido por monumentos naturales construidos por formaciones físicas y biológicas, es decir que éstas fueron creadas poco a poco a lo largo del tiempo por la naturaleza, teniendo un valor universal excepcional desde el punto de vista estético y científico, además de cultural.

El Patrimonio Natural está integrado por formaciones originales, tanto físicas como biológicas.

Dentro de esta categoría esta la flora autóctona, o nativa. Se trata de todas las especies vegetales que son originarias de una determinada región. Las plantas nativas son las que han crecido en un lugar determinado previo a la civilización moderna. Son plantas que han evolucionado para crecer y florecer a partir de las condiciones climáticas y de suelo particulares de un lugar específico.

Preservar la flora autóctona de un sitio significa también preservar su fauna.

Cuidar de la biodiversidad, o diversidad biológica es cuidar de la variedad de formas de vida (plantas, animales, hongos y micro organismos) que viven en un espacio determinado. Es cuidar de nuestro gran tesoro ya que son nuestros compañeros y aliados en esta aventura de vida en el planeta.

Por último el  Patrimonio Intangible está constituido por esa parte invisible residente en el espíritu de las culturas. Éste tipo de patrimonios no es del tipo material, sino que es de tipo abstracto. Se concentran en la memoria de los antepasados y en la tradición oral. El patrimonio intangible es la de cultura espiritual, intelectual y afectivas, que caracterizan a una sociedad o grupo social y va más allá de las artes y letras. Engloban modos de vida.

La religiosidad popular, la medicina tradicional, la poesía, los ritos, las lenguas, los modismos, la música, las danzas, las comidas, los trajes tradicionales y todas aquellas tecnologías usuales de nuestra tierra, forman parte de la cultura intangible.

Cuidar, conservar y proteger ese conjunto de bienes y valores que pueden ser de índole natural o cultural no solo es necesario sino beneficioso para una sociedad. La memoria colectiva y la transmisión de generación en generación han sido los custodios de este rico acervo patrimonial. El protegerlo trae aparejado ventajas culturales, espirituales y económicas.

cappcdia@gmail.com

Contenido Relacionado