Cultura

Extraños casos que ocurren en el arte - 13 de Abril de 2019 - Nota vista 324 veces

El pianista chino Li Yundi dijo: “La música de Chopin, me fascina, es como un amigo íntimo”

Federico Chopin, fue un pianista, ejemplo del romanticismo clásico, que dedicó toda su vida al piano y a la música.

“Es como dos frases en ocasiones es sensible romántico, y en otros momentos parece ser firme y duro “. Notemos sus nocturnos suaves melódicos, y por el contrario sus violentas polonesas. Un ser tan especial de siglos pasados, vuelve en este siglo XXI a ser tan admirado por un pianista actual, tan apasionado siendo un oriental, de esta música de tantos años de historia. Así es, y suele ocurrir, este joven con solo 30 años ya es, un artista consagrado internacionalmente.

Comenzó a los tres años tocando el acordeón, a los cuatro años con el piano y dijo “este instrumento es más expresivo”. A los doce años ganó su primer concurso infantil. Con sus diez y nueve años abandonó China, y empezó a demostrar su pasión por Chopin, en sus actuaciones por todo el mundo.

En el “Concurso Chopin”, en Varsovia, ganó medalla de oro, y fue la primera vez, que lo ganó un músico chino. De ese momento, definitivamente pasó al mundo de los conciertos, instalándose en E.E.U.U y realizando grabaciones de Chopin, Liszt, Beethoven y otros.

Es de destacar su gran modestia y ética profesional puesta de manifiesto, en donde actuara, ya sea en Europa o en China con sus músicas tradicionales.

Dijo: “Nunca me ha interesado ser una estrella, lo que me interesa es la música y el piano”. Agregó: “El pueblo chino es más joven y apasionado, mientras en los países occidentales es más maduro y sofisticado “.

Este artista se encuentra al inicio de una estelar trayectoria, en música clásica, digno de destacarlo internacionalmente, por su talento, por su tenacidad y su gran humildad, que lo hace aún más grande como artista de primer nivel.

Datos del Magazine Bang y Olufsen.

Teresita Miñones de García.

Contenido Relacionado