Interés General

12 de Abril de 2019 - Nota vista 1504 veces

La novia de la interna denunciada por Nahir la defendió de las acusaciones

“Por supuesto que iba a tener mucho más posibilidades que la escucharan si acusaba a Ludmila, por su condición”, estimó la pareja de Soto, a quien Nahir Galarza denunció por acoso sexual.

Sandra González, la pareja de Ludmila Soto, la interna denunciada por acoso por Nahir Galarza, la defendió de las acusaciones y apuntó a un caso “armado” por la condición sexual de la policía condenada.

Se recordará que la joven de Gualeguaychú denunció a Soto por haberse propasado con ella mientras compartían el pabellón en la Unidad Penal de Mujeres de Paraná. Pero la acusada negó el hecho y replicó las denuncias con una presentación al Servicio Penitenciario en el que apuntó a las amenazas de muerte a Griselda Bordeira y el consumo de drogas en el penal.

En comunicación con Códigos el programa que se emite por Elonce TV, la pareja de Soto, aseguró que confía “plenamente” en ella y en ese sentido, advirtió: “Todo fue armado, porque quienes la conocen, saben que es incapaz de hacer una cosa así”.

González, comentó que conoce a Soto desde hace 13 años y hace cuatro que están en pareja. Fue en esa línea que la pareja de la policía denunciada por Nahir, se refirió a la acusación por acoso.

“Por supuesto que iba a tener mucho más posibilidades que la escucharan si acusaba a Ludmila, por su condición, que a otra interna”, estimó al respecto. “De acuerdo con lo que ella dice (por Soto), todo es un propósito para lograr algo”, insistió.


La pareja de Soto remarcó que no tienen motivos para ocultar la orientación sexual de ambas. “Cuando dos personas se quieren, no importa del sexo que sea”, refirió, al tiempo que comentó que, desde hace seis meses, que visita a Soto todos los fines de semana en el penal de la capital entrerriana.

Finalmente, al mostrarse conforme con el Servicio Penitenciario, indicó que Soto, junto a Bordeira y Romero, hicieron las presentaciones correspondientes para cambiar la modalidad de encierro porque, “ellas tienen 22 horas de encierro, y solo salen al patio durante dos horas, un patiecito chiquito, que no es el mismo al que salen las otras internas”.

“Hasta ahora no han tenido respuesta favorable”, lamentó.

En comunicación telefónica con Códigos, la pareja de Soto también se refirió a la causa por torturas y vejámenes por la que la policía fue condenada. (EL DÍA)

Contenido Relacionado