Ciencia

12 de Abril de 2019 - Nota vista 933 veces

La nave espacial Bereshit, se estrelló con la superficie de la Luna

Durante el proceso que lo encaminaba a convertir a Israel en el cuarto país en llegar con éxito a la Luna, un problema técnico que surgió llevó al Bereshit a estrellarse con la Luna luego de que se perdiera la comunicación, dando por terminada la misión.

Previo a su llegada a la superficie, Bereshit envío una selfie con la Luna, lo que presagiaba un gran éxito que terminó por esfumarse. «Hemos llegado a la Luna, pero no como queríamos».

Esta frase se escuchó en el puesto de control poco después de que la sonda Bereshit se estrellase contra el satélite. Israel aspiraba a convertirse en el cuarto país en conseguirlo después de tres potencias como EE UU, Rusia y China.

Además, habría sido la primera misión de este tipo impulsada por una empresa privada en lograrlo.

«Hemos fracasado, pero lo hemos intentado», resumía cariacontecido el empresario israelí Morris Kahn, que ha invertido más de 35 millones de euros en la gesta. Tras la decepción, el presidente Rivlin reanimó los ánimos desde su residencia presidencial entonando el himno de Israel.

A nivel mundial se pudo seguir la llegada de Bereshit a la Luna a través del internet por una transmisión en vivo de SpaceIL.

El primer ministro de Israel, junto con su esposa Sara, acudió personalmente a la sede de Industrias Aeroespaciales de Israel, en la localidad de Yehud, al sur de Tel Aviv, para presenciar junto con el equipo detrás de Bereshit la llegada de la nave a la Luna.

En total, la nave espacial recorrió unos 6.5 millones de kilómetros desde su despegue el pasado 22 de febrero en Cabo Cañaveral, EE.UU, lo que lo convirtió en el viaje más lento y largo que una nave espacial ha hecho a la Luna.

Los ingenieros activaron los motores de Bereshit anoche para la maniobra final, colocándolo en su órbita elíptica más mínima alrededor de la Luna, lo que significó que completó un circuito entero en solo dos horas.


Contenido Relacionado