APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Espectáculos

11 de Abril de 2019 - Nota vista 958 veces

Silvia Süller preocupó a sus seguidores: qué le pasó en la cabeza

La mediática se sometió a una cirugía en su cabeza para extraer unos quistes sebáceo y no dudó en compartir en sus redes sociales una imagen, nada agradable, de cómo el quedó su cicatriz.

Silvia Süller preocupó a sus seguidores de las redes sociales al compartir una imagen de un corte en su cabeza. Sin embargo, luego de asustarlos, la exvedette contó el verdadero motivo de su cicatriz.

La mediática fue operada el lunes en el sanatorio La Providencia para que le extraigan quistes sebáceos de su cabeza. “¡No se preocupen, todo bien, ya les contaré!”, escribió en un posteo.

Silvia no dudó en compartir la foto de cómo quedó su cabeza luego de la operación. “Me sacaron unos quistes sebáceos (quistes de grasa). Una hora en el quirófano lo más bien. Anestesia local, cero dolor. En principio eran tres y al final cinco. Ya estoy en casa, ¡qué se le va a hacer! herencia familiar. Gracias al doctor Balestrieri del sanatorio ‘La Providencia’”, contó.

Contenta por el resultado, y fiel a su estilo despreocupado, bromeó con su situación: “Ya me puedo lavar el pelo pero me da impresión, ¡muchos hilitos! porque por la sangre tengo el pelo matizado y medio rosado. ¡Estoy a la moda!”.

Un quiste sebáceo es una bolsa que se forma bajo la piel y contiene una sustancia viscosa y grasa (sebo) rica en queratina, una proteína que forma parte de la capa más superficial de la piel, los pelos o las uñas. Generalmente se forma a partir de la inflamación de un folículo piloso o de un traumatismo cutáneo.

Se localiza con mayor frecuencia en el cuero cabelludo, aunque también es habitual encontrarlos en la cara, la parte posterior de las orejas, la espalda el escroto o las piernas.

Su tamaño es muy variable, aunque si no se elimina puede adquirir un volumen considerable y claramente visible. Se caracterizan por una consistencia elástica pero firme y porque se mueven fácilmente bajo la presión de los dedos sin producir dolor.

Contenido Relacionado