Policiales

SAN SALVADOR - 10 de Abril de 2019 - Nota vista 743 veces

Un chaleco y otras evidencias que complican a policías que ocultaron asalto

La Fiscal que investiga el violento asalto que fue ocultado por dos policías brindó detalles sobre el hecho. Ratificó que una de las víctimas observó que uno de los atacantes llevaba un chaleco similar a los que usan los uniformados.

Malvivientes asaltaron a mano armada a una pareja de abuelos en un campo a siete kilómetros de General Campos, en el Departamento San Salvador. El hecho ocurrió el 1 de marzo, los efectivos que estaban de turno en la comisaría de dicha localidad no informaron a la Jefatura Departamental, ni mucho menos intervino la Unidad Fiscal, que se enteró del suceso un mes después.

Al respecto, la fiscal de San Salvador, Clara Mondragón, confirmó que la señora manifestó que había visto que uno de los atacantes llevaba «un chaleco azul que parecía de un policía».

Sobre el hecho, la funcionaria policial precisó que «hubo un robo con arma a dos personas de 75 años, en zona rural de la Colonia, jurisdicción de General Campos. Ocurrió el 1 de marzo 2019 y debo decir, lamentablemente, esta Fiscalía tomó conocimiento el 3 de abril del corriente año. Desde ahí, se iniciaron las actuaciones de oficio por el robo calificado. Nos constituimos en el campo para poder entrevistarnos con ellos, nos contaron cómo fueron los hechos, en el día de hoy (por el lunes) le tomamos formalmente la denuncia, las actuaciones se realizaron ese 1 de abril».

Además, la fiscal confirmó que paralelamente «decidimos realizar actuaciones de oficio por la posible autoría de algunos funcionarios. La Policía tiene 5 días hábiles para mandarnos las actuaciones. Esto debe comunicarse inmediatamente. Por lo tanto, iniciamos de oficio por el posible delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público».

Más adelante, afirmó que «no hubo comunicación de parte de la Comisaría de General Campos a Jefatura». 

Mondragón añadió que «el jueves se pidió al juez orden de allanamiento y secuestro de celulares de los funcionarios policiales, como también el libro de guardia de la Comisaría, ya que la señora manifestó que vio un chaleco azul que parecía de un policía a uno de los atacantes».

Para finalizar indicó «lo importante que sabemos es que fueron dos policías al lugar del hecho a tomar fotografías, realizar las diligencias, sin la disposición de esta Fiscalía», publica el sitio Noticias y Hechos.


  • TEMAS DE LA NOTA:

Contenido Relacionado